Un poco de coherencia (o cómo unos tipos duros deben buscar su propia historia)

Episode-2-Cousins-760

Desde hace unas semanas estoy revisando Breaking Bad.

Que es una serie maravillosa, estupenda, que hace que te mueva por dentro, que te hace plantearte dudas acerca del desarrollo humano, de lo bueno y lo malo, de la relación Jekyll-Jekyll, Jekyll-Hyde y Hyde-unpocomenosHyde ya hablé en otras entradas del blog, como esta y esta.

Lo que ahora vengo a contar es más sencillo, más básico. Algo que entra en la lógica de cualquiera que esté haciendo una historia, que la esté tramando, que la esté desarrollando. Los personajes tienen que tener motivaciones, motores, rasgos que los hagan únicos, pero también es muy importante que tengan… matices.

Esto, que parece que cae por su propia base, es todavía más importante cuando la serie en la que se inscriben esos personajes tiene su fuerte en el propio desarrollo y la complejidad de los protagonistas.

ZBdsUJM

En el comienzo de la tercera temporada de Breaking Bad aparecen los gemelos, que son los primos de Tuco. Mr White, nuestro protagonista, se lo cargó en su momento (o ayudó a cargárselo) y ahora ellos buscan vengarlo. Hasta aquí todo bien. Se nos presentan dos tipos duros. Dos tipos muy duros. Dos tipos super, super, super duros. Hasta que te das cuenta de algo muy obvio: ¿no serán dos tipos demasiado duros? ¿No serán un poco caricatura?

Un personaje bloque, claro, sin matices está bien dependiendo de la historia en la que se inscriba. Nadie le pide a Tarantino que sus personajes sean profundos, que duden de sí mismos, que quieran explicarse el sentido de la vida. Sus personajes son básicos. Son todo acción. Son sólo acción. Uma Thurman sólo quiere hacer una cosa en Kill Bill: tachar nombres de su lista. Cargárselos a todos.

tumblr_mlzjheGVjN1s4y2zbo1_500

Django no busca la libertad. Busca Venganza. Lo mismo que tantos otros personajes de Tarantino.

Walter White no tendría nada que hacer en una peli de Tarantino. Y quizás por lo mismo, los gemelos asesinos de Breaking Bad chirrían en la serie. Y ahora que lo pienso, puede que haya otros personajes que están poco desarrollados (Hank, el cuñado policía, por ejemplo), pero cantan siempre mucho menos que estos dos tipos duros que parecen estar buscando su propia película.

tumblr_mt717tmtk51r27gkro1_500

Como dice el narco Gus: – Esa gente no es normal. Son animales.

Por qué engancha Gomorra desde el capítulo 1 (un análisis de personajes)

gomorra-serie-tv-638x425

Gomorra es una de las series que más me han gustado de los últimos tiempos. Y sí, se ha hecho en Europa. Concretamente en Italia, y trata de un tema actual, de un problema propio (la mafia napolitana, la Camorra) igual que Crematorio trata un problema actual y un tema propio de nuestro país (la corrupción urbanística y las asociaciones mafiosas). Como apunte diré que la revista JotDown ya publicó sobre Gomorra un artículo hace poco en la que definía la serie como una tesis doctoral sobre la Camorra.

El hecho de tratar temas actuales, de gran calado social y con puntos de vista políticos y sociológicos es un tema que bien da para cualquier otra entrada en el blog.

En cualquier caso, como decía antes, Gomorra es una serie que engancha desde el primer capítulo porque hace que nos adentremos en sus personajes y porque vemos que en todos ellos hay complejidad, contradicciones, luchas internas. Vamos, lo que viene siendo profundidad.

La creación de personajes complejos no es algo habitual. Muchas veces se antepone la trama, la historia, el procedimiento antes de preocuparse de que los personajes tengan un latido propio.

Es lo que hace diferente, por ejemplo, Mad Men de Bones, Los Soprano de CSI, etcétera. Ni mejor ni peor (bueno…). Cada producto tiene su público.

Pero a lo que íbamos, a Gomorra y sus personajes. Una de las cosas buenas de esta serie es que plantea desde el primer momento cómo es cada uno de ellos.

ciro

Ciro

Es joven. Lleva toda la vida en la Camorra. Es un “soldado” que ha empezado desde lo más bajo.

Sin embargo, ve que en las últimas disputas entre bandas locales, no tienen las de ganar. Cree que Don Pietro Savastano, su jefe, hace las cosas a la antigua y que Conte, el rival, hace las cosas de otra manera mejor.

Es ambicioso, pero a la vez fiel. Tiene una relación especial con Attilio, su mentor (lo ve como a un padre), que es otro “soldado” del clan Savastano.

pietro savastano

Don Pietro Savastano

Es el capo, el boss, el jefe, el mandamás.

No se fía ni de su sombra. Está pendiente siempre de las traiciones, de las posibles escuchas policiales. Se siente solo y a menudo cansado, pero domina, tiene poder. Es consciente de él. Se siente un dios.

Para él lo más importante es mantenerse en lo alto. No importa quién caiga alrededor. No importa quién tenga que morir o que matar.

genny savastano

Gennaro Savastano

Es el hijo único de Don Pietro. Tiene unos 25 años. Es un niño mimado, un caprichoso que lo ha tenido todo en la vida.

Sabe que será el próximo capo, el sustituto de su padre. Quiere demostrarle a su padre que será capaz de llevar a cabo esa función, pero él mismo sabe (y su padre también) que no está preparado.

immacolata

Immacolata Savastano

Es la mujer de Don Pietro. Su apoyo, su compañera.

Sin embargo es también la que le pone las pilas a su marido, la que le critica llegado el momento.

Sabe que su lugar está al lado de su marido, que hará lo posible por hacer que se mantenga en el poder.

salon

El resto de personajes están ahí de comparsas de estos protagonistas (ya comentamos hace poco aquí para qué vale un secundario) Cualquier cosa que hagan sirve para que las relaciones entre estos se mueva de una manera o de otra, para desarrollar las tramas y para hacer que evolucionen dentro de cada circunstancia.

Seguramente Gennaro tratará de hacerse el capo, tomará sus propias decisiones. Se equivocará. Su padre (o su madre) estará ahí para resolver sus problemas.

Don Pietro puede que pierda su poder, o que se vea severamente mermado y tenga que hacer nuevas alianzas (puede que con sus enemigos más irreconciliables).

Immacolata puede que tenga que hacerse cargo de los negocios de la familia y encauzar a su hijo si su marido cae en desgracia.

Y Ciro puede que se acerque a los enemigos, que traicione, que intente subirse al carro ganador.

Los autores de los guiones de la serie es un dato que se debería dar siempre. Más en un blog sobre el tema. Los guionistas de esta serie son Leonardo Fasoli, Roberto Saviano (creador de la historia y cuya vida no creo que nadie envidie), Stefano Bises, Giovanni Bianconi, Ludovica Rampoldi, Maddalena Ravagli y Filippo Gravino.

 

 

 

El viaje del héroe en 16 Gifs

Érase una vez nuestro personaje

heidiQue vivía su vida ordinaria

boringUn buen día recibió la llamada de la aventura

come hereY nuestro héroe dijo…

NoEntonces encontró a su mentor, que le enseñó muchas cosas

teacherLa aventura estaba allí, esperándole

comeY decidió cruzar el umbral

UMBRALYa no había vuelta atrás. Nuestro héroe encontró aliados que le ayudarían en su camino

hugPero también encontró enemigos que lo dificultarían

bad catLas circunstancias fueron adversas

stopPero aún así nuestro héroe lo intentó una y otra vez.

Se preparó entrenando duramente

failCuando creyó estar preparado se lanzó al asalto de su objetivo…

rechazoAl ver lo difícil que era lograr su meta creyó que todo estaba perdido

DOGDAYPero justo en ese momento, en un último intento, lo logró

lucky_falling_basketball_shot-88559Era el momento de celebrarlo

DANCINGY de volver a casa completamente cambiado

CONSEGUIDO

La historia es la de un tipo que…

vive

Si empiezas a explicar tu guión la mejor manera es centrarte en un personaje, tenerlo claro, y  a través de él, de sus ojos, contar todo lo demás.

Tu historia puede ir de una catástrofe, de una desigualdad, de un atentado, de una búsqueda, pero siempre hay que tener claro un personaje principal.

Si tu historia es coral cada “sección” de tu guión tiene que tener un protagonista claro. El ejemplo que me viene a la cabeza es el de Short Cuts, de Robert Altman (aunque tiene ya un montón de años es muy válido). Esta película, para entendernos, es como una colección de cortometrajes entrelazados. Se cuenta la historia de una madre que pierde a su hijo, la de un hombre frustrado en su vida familiar, la de un voyeur… Cada historia tiene su protagonista y cada protagonista nos lleva por su propio camino para que veamos con él cuál es su historia.

solo

El protagonista es el tipo con el que nos identificamos. No tiene por qué tener un objetivo noble o bueno. Simplemente es nuestro hombre, el tipo con el que vamos a pasear durante un rato. De alguna manera vamos a ser él. Vamos a vivir como él. Vamos a tener sus problemas. Vamos a sentir sus fracasos y disfrutar de sus logros.

Mientras tanto, el resto de personajes van a estar a su disposición. Lo van a putear, a querer, a hacerle la vida más fácil, a traicionar, a odiar, a hacer que se tropiece, que se levante, que se caiga… Cuanto peor lo pase nuestro tipo, mejor, más divertido va a ser sacarlo de esas situaciones, más emociones va a vivir y con ello más emociones va a vivir el espectador. De eso hemos hablado hace poco aquí.

Una situación de que el protagonista es el tío al que todos bailan el agua la vi recientemente en el último capítulo de la serie Vive Cantando, de la productora Doble Filo.

La disposición de la última escena era algo parecido a esto

peces
A que no sabéis quién es el prota de la historia

 

En el centro estaba el protagonista, Juanjo (José Luis García Pérez, un actorazo, por cierto) y a su alrededor estaban tooooodos los demás. Uno a uno iban cerrándose todas las cuestiones que estaban abiertas, y todas, de uno u otro modo, estaban relacionadas con él. Así quedaba claro que el personaje más importante era él y que el resto estaba allí casi como excusa para hacerle vivir su viaje particular (ponerle en dificultades, hacerle decidir, dudar, facilitarle las cosas…). Todo se construye a su alrededor.

No voy a desvelar más acerca de Vive Cantando. Vedla, que merece la pena. Tiene cosas muy bien trabajadas, muy chulas, y situaciones interesantes. Se nota la mano de sus autores (Darío Madrona, Mariano Baselga y Paula Fernández, que tienen, entre todos, siete u ocho proyectos que han sido grandes éxitos)

Si te preguntan de qué va tu historia y empiezas: “Va de un tío que…” la cosa va bien.

Si tienes claro el personaje principal tienes mucho ganado.