Para ir retomando

Sí que es cierto que llevo un tiempo con el blog en estado de latencia, ya me lo dicen, no sin cierta sorna, hasta en los comentarios.

No me gusta pensar ni que lo he abandonado definitivamente. Pero lo cierto es que han pasado una serie de cosas en mi vida que me han hecho imposible el hecho de mantener más o menos al día esta ventanita que he querido abrir al mundo sobre historias, análisis, estudios e inquietudes de un servidor en todo lo que se refiere al mundo del guión.

Para empezar, el pasado 22 de Junio tuve la bendición (literal, “colmar de bienes, hacer que alguien prospere”) de tener un niño. Ha nacido fuerte y sano y me da la impresión de que dentro de un par de meses no solo hablará y me llamará papá sino que me podrá ganar un pulso. Luego he tenido una operación bastante fastidiada con un quiste en la mandíbula (que también podría hablar a juzgar por el tamaño) y, entre una cosa y otra, he estado de baja (entre mental y física) durante más de un mes. Ahora lo cierto es que estoy de vacaciones y no hay mejor momento para intentar retomar el pulso al blog.

Así que ahí voy. Dentro de nada estarán por aquí nuevas entradas. Espero que os interesen o entretengan (o ambas cosas, lo cual ya sería la repanocha).

Anuncios