Todo lo que empieza bien… tiene que acabar mal (y viceversa)

1175202204_4460557eb1

 

Si una escena empieza muy bien, con dos personajes que son muy amigos de subidón, en mitad de una fiesta y en un momento de esos de exaltación de la amistad, no te extrañe que acabe todo a tiros, o que uno de ellos le confiese que se ha acostado con la novia del otro o que pase cualquier otra cosa y todo cambie. Su amistad puede que no, pero el momento de alegría se habrá acabado para siempre.

Sencillamente, la gran mayoría de las películas siguen la máxima de la variación emocional para provocar avances en la historia, o simplemente para mover al espectador mientras la acción sigue hacia adelante.

Es muy habitual, por ejemplo, que den una mala noticia cuando están todos en un baile, cuando se vaya a celebrar un cumpleaños o cuando el chico y la chica por fin parece que van a besarse.

Ejemplos claros de este tema hay en casi todas las películas, en casi todas las series. Si nos fijamos, casi todas las escenas de las historias que vemos siguen algunas de estas estructuras:

mal-bien bien-mal

normal cambio

 

Si la escena pasa de ‘Bueno, aquí estamos’ a… ‘Bueno, aquí estamos’ no conseguiremos mover emocionalmente nada. Logrando de nuevo el famoso momento…

206
¿qué me estás contando?

En la serie Gomorra hay un caso estupendo de evolución de bien a mal.

SECUENCIA 1. El contable de un mafioso decide ‘tomar prestado’ dinero de su jefe para una operación propia. Tiene una mujer que le quiere con un hijo en camino y una hijastra que le adora. Nadan en la abundancia y ahora quiere tener una inversión que le beneficie a él (pero empezada con dinero de otro).

dsc_0076
El mafioso en cuestión, el señor Savastano

 

SECUENCIA 2. La mujer del mafioso se da cuenta de que hay movimientos de dinero que no ha autorizado y le pide explicaciones al contable.

SECUENCIA 3. El contable intenta recuperar la inversión y que no se note nada, pero la inversión ha salido mal. No va a tener dinero para hacer frente. Además, un inspector de hacienda está investigando esas cuentas.

hqdefault
El contable que ha intentado el timo

 

SECUENCIA 4. El contable intenta ganar tiempo con la mujer del mafioso, pero ella se da cuenta del engaño.

SECUENCIA 5. Asediado, el contable intenta, a la desesperada, sobornar al inspector de hacienda que lo denuncia. El cerco se estrecha y se acerca al dinero del mafioso.

SECUENCIA 6. La mujer del mafioso le ordena ‘por el bien de su familia’ (ole ahí la amenaza) que se suicide. Así, el caso con hacienda se archivará, el dinero pasará a su mujer y la familia del mafioso recuperará el dinero.

Immacolata-Savastano
La mujer del mafioso

 

SECUENCIA 7. El contable se tira por la ventana.

Hemos pasado de estar estupendamente, felices y con unas perspectivas de futuro preciosas (familia, éxito, dinero, todo muy limpio, todo muy primaveral) a tirarse de un octavo piso y morir.

Pixar 20. Practica. Desmonta una historia que no te gusta y vuélvela a montar

piezas-lego

Es un ejercicio estupendo. Y sí, es verdad que muchas veces las historias que no nos gustan no estan mal construidas, simplemente no están hechas para nosotros. Por ejemplo a mí no me gusta  Munich, o La Terminal, o Argo.

Me refiero sólo a películas que muchos han considerado interesantes, que han tenido un éxito más que notable en taquilla y que han nominado y premiado en sus respectivos años. Supongo que habrá gente a la que le parezcan obras maestras. Yo simplemente creo, por un motivo o por otro, que las películas pueden estar bien construidas, pero que el fondo (tan, tan importante) no me sirve. Ya puede ser por la frialdad de Argo (soy incapaz de empatizar con nadie en la película), por la equidistancia moral en Munich (matar es estupendo dependiendo de quién mate) o porque el resultado final sea una sosería que no va a ningún lado, como en La Terminal.

la-terminal-critica
Hola Soy Tom Hanks y te voy a aburrir durante dos horas

Y uno ve las películas, las analiza, y no están mal construidas (bueno, la Terminal…) . Son correctas. Lo que pasa es que las piezas de ese puzle (para mí) no son las ideales.

Dicho lo cual, es cierto que hay películas con las que se puede realizar este ejercicio. Me viene a la mente la película Eva (espoilers a la vista, cuidado).

eva04

Eva va de un investigador (Daniel Brühl) que crea robots y vuelve a su antigua ciudad después de varios años de viajar por el mundo. En la ciudad vive su hermano y la mujer de este, que antes era novia del protagonista. La pareja tiene una niña de unos diez años y que se llama Eva. La pareja también se dedica a la investigación en robótica. La cuestión es que el protagonista recibe el encargo de hacer un nuevo robot infantil para lo que necesita un modelo.

¿A quién elige? A Eva, la que teóricamente es su sobrina.

El espoiler viene aquí.

  • ¿Qué sucede? Que Eva resulta ser un robot fruto de su investigación en el pasado con su antigua novia.
  • ¿Qué sucede después? Que Eva no sabe que es un robot y, en una escena con su madre, ésta acaba cayendo por un acantilado y muere.
  • ¿Y como resultado? Daniel Brühl debe desconectar a Eva porque es un robot violento.
1323879758537
Eva, la niña modelo

La película está bien en general, pero cuando acabé de verla me di cuenta de que algo fallaba, que no me gustaba del todo a pesar de que me había conseguido emocionar

¿Qué problema tiene la película? Que las escenas climax no funcionan bien.

Eva no mata a su creadora. No vemos eso. Vemos un accidente. En ese momento no sé si es eso lo que querían los guionistas que viésemos, pero lo cierto es que lo vemos. La niña empuja a su creadora y ella patina por la nieve hasta que se cae por el precipicio. ¿Esto convierte en violenta a Eva? Puede. ¿Lo suficiente como para que quieran acabar con ella? Eso ya es más dudoso.

eva-marta-etura-claudia-vega-2011

Mi propuesta

La historia ganaría si quedara completamente claro que Eva no quería matar a su madre, que intentaba salvarla pero no lo conseguía. Luego todo el mundo se volvería en su contra. Daniel Brühl la creería y emprenderían una huida, pero llegado un momento, con la policía de los robots pisándoles los talones (o algo por el estilo) descubriéramos que en realidad lo único que hacía era engañar a Eva para entregarla a las autoridades. La estaría traicionando. Eva sería más humana que los humanos. Mostraría arrepentimiento mientras, a su alrededor, todos los científicos la verían sólo como un estorbo.  Estaríamos haciendo una reflexión profunda sobre qué nos hace personas. ¿La sensibilidad? ¿La empatía? ¿El arrepentimiento? ¿La memoria? Y la obra ganaría en hondura y reflexión.

eva-trailer-pelicula-espanola-sci-fi-estrena--L-uZRh_-
¿Puedo ser más humano que tú?

Este es sólo un pequeño ejercicio. Puede que a muchos de vosotros la historia os parezca redonda. Yo sólo he hecho unos pocos cambios que la hacen más completa para mí. Seguramente vosotros tocaríais otras partes. ¿Alguna vez habéis hecho un ejercicio como este? ¿Qué tal se os ha dado?

Pixar 4. Érase una vez, cada día… un día… como consecuencia…

backtothefuture3262012

Esta es la madre del cordero. Esta frase condensa sencillamente la esencia de contar historias. Entera es así:

Érase una vez ______. Cada día, ______. Un día_____. Como consecuencia, _________. Como consecuencia de esto, _______. Y al final, ______

¿A que parece sencillo?

Una historia, para que sea interesante, tiene que tener estos elementos.

  • Érase una vez…. nuestro prota
  • Cada día nuestro prota….. hace x o y.
  • Un día sucede algo…. que vamos a llamar detonante.
  • Como consecuencia de esto….. nuestro prota deja de hacer x o y, y empieza a hacer otras cosas, busca algo.
  • Como consecuencia de esta decisión, de esta actuación, …… hay otros cambios.
  • Y al final….. la historia se resuelve de esta manera.

Sencilla y llanamente la historia se cuenta en estos puntos: Saber quien es tu personaje, cuál es su día a día, un cambio que se da en su día a día, una decisión y una puesta en marcha, las consecuencias que esto tiene (el lugar hasta el que se conduce) y el resultado de toda esta ecuación es el final de la historia.

Vamos a verlo con dos historias que no tienen nada que ver:

La-sirenita-3---Es-mi-chica

La sirenita

  • Érase una vez una sirena, hija del rey de los mares.
  • Cada día vive en el mar, con sus amigos (un cangrejo y un pez), en un ambiente relajado que la aburre un poco.
  • Un día ve un barco, dentro del barco un príncipe. La sirentita se enamora.
  • Como consecuencia decide intentar enamorar al príncipe convirtiéndose temporalmente en humana. Para eso firma un contrato con una bruja mala. Algo así como Cruela De Ville con tentáculos (y más gorda). Una sola condición: no puede hablar mientras sea humana. Si tarda más de un plazo, será esclava de la bruja para siempre.
la bruja del mar
La mala de todo esto
  • Como consecuencia, vive en tierra, se acerca al príncipe y este se enamora de ella (que es super ideal, virginal y preciosa) a pesar de las fuerzas en su contra.
  • Y al final, justo antes de que venza el plazo y cuando todo estaba a punto de perderse, el príncipe y la sirenita se besan. Y viven felices para siempre.

back-to-the-futureconsola

Regreso al futuro

  • Érase una vez Marty McFly, un muchacho guapete y rebeldón, y su amigo Doc, un científico loco.
  • Cada día Marty vive con su familia desestructurada, con un padre sin autoestima, su madre deprimida y unos hermanos medio lerdos.
  • Un día Doc y Marty hacen un experimento para viajar en el tiempo. Sale mal y Marty acaba en 1955, 30 años atrás.
  • Como consecuencia de esto Marty tiene que encontrar a Doc para que le ayude a volver al futuro, pero surge un problema, conoce a su madre y a su padre en el pasado y ha interferido entre ellos.
  • Como consecuencia de esto la madre de Marty se enamora de él. Marty tiene que hacer posible que vuelvan a enamorarse. De lo contrario desaparecera.
  • Al final consigue que su padre pase de ser un soso y un cobarde y crea en sí mismo, enamore a la que será su mujer y Marty logra volver al futuro en el último minuto.

Los viajes del personaje – Grupo 7

Grupo7

Aviso desde la primera línea. Esta entrada está plagadita de espoilers de Grupo 7

Hace poco estuve viendo la película Grupo 7, de Alberto Rodriguez.

Quede por delante que considero que merece la pena. No solo es una película de acción hecha en España (lo cual ya es un logro). Además consigue atrapar, ganar al espectador, mantenerte pegado a la silla. Lo consigue con una edición trepidante y un tema poco tratado en nuestro cine (aquí una noticia en la que se explica cómo se gestó la idea). Pero ni el montaje ni el tema son lo único necesario para mantener el interés del espectador. También están presentes en Grupo 7 otros elementos de historia que sirven para que no nos despistemos como espectadores. Estos elementos pueden o no estar en una película, pero si están, la cosa suele funcionar.

Objetivo

los objetivos son claros (al menos los generales). La meta es acabar con la droga.

Un plazo

Una cuenta atrás siempre consigue centrar nuestra atención, mantenernos alerta. ¿Conseguirá James Bond desactivar la bomba que estallará en 10 minutos? ¿Lograrán los buenos entregar a los forajidos que tienen detenidos antes de que salga el tren de las 3:10? Y en el caso de Grupo 7:  ¿Lograrán los policías acabar con la droga antes de la inauguración de la expo de Sevilla?

Grupo-7puertaProtagonistas claros

Es importante que los haya para que nos podamos identificar con ellos. En este caso son Rafael (Antonio de la Torre) y Ángel (Mario Casas). A través de ellos vamos a vivir esta experiencia, este viaje.

El viaje de los personajes

Como digo, la película tiene todos estos elementos. Pero cuando acabé de ver la película me quedé con una sensación extraña. Un “me ha gustado, pero” y después de darle vueltas a ese “pero” encontré de qué se trataba: el viaje interno de los personajes, su curva, su evolución, no es clara.

tinieblas
Un viaje por las tinieblas

Alberto Rodríguez dice en los extras del dvd que los personajes principales hacen un viaje inverso: uno va de la luz a las tinieblas y otro va de las tinieblas a la luz.

El problema es que ese viaje no queda claro del todo. Veamos los dos casos:

El viaje de Rafael

Grupo201204_1
Nuestro arcangel Rafael

Antonio de la Torre es Rafael. Estamos ante un personaje que lucha ciegamente contra la droga. No le importa si los medios que utiliza no son los correctos. No le importa si tiene que torturar, si tiene que colgar a un camello de una cornisa y amenazarlo de muerte. No le importa si tiene que destrozarle la boca a un traficante a martillazo limpio. La droga es el mal y él va a luchar contra ella. Es su único objetivo.

Pero ¿por qué? Nos da la pista una yonki que le vende unos pendientes: “Eres igualito que tu hermano. Pobrecillo”.

Su hermano murió. Seguro que ha sido por culpa de la droga. Entonces él decide, de alguna manera, vengar a su hermano.

Como digo es su único objetivo. Pero entonces aparece Lucía (Lucía Guerrero) en su vida. Tiene problemas con las drogas. Y él decide protegerla, decide salvarla.

grupo-7-pelicula-3
Lucía. ¿La luz de Rafael?

A partir de aquí se abre un nuevo aspecto de su vida.

Ya no solo va a luchar contra la droga. Ahora también, en teoría, va a luchar por Lucía. Este es el viaje a la luz de este personaje.

Sin embargo Lucía no acaba bien y Rafael pierde su rumbo, pierde su motor.

Su personaje pasa de tener un solo motor en sus acciones a tener otra motivación más. En principio la llegada del amor puede abrir la posibilidad a que este policía violento deje de actuar como un salvaje en su trabajo, pero no es así. Sigue siendo violento, sigue sin replantearse sus métodos.

Así pues, el viaje de las tinieblas a la luz es muy relativo. Es más bien un viaje a través de las tinieblas en las que un personaje no cambia por mucho que en el resto de sus esferas haya otras motivaciones.

El viaje de Ángel

grupo-72-649x330x80xX
Ángel, nuestro otro salvador

Mario Casas es Ángel. Elena es su mujer. Acaban de tener un niño. Llegan desde Madrid a Sevilla donde Ángel va a trabajar como policía en el Grupo 7.

En principio, la situación inicial de Ángel es la de un hombre joven casado con una mujer preciosa y con un niño recién nacido. Es la luz.

En la primera escena está a punto de morir. Un camello le pone un cuchillo en el cuello. Rafael lo salva.

En la segunda escena Ángel es quien decide torturar a un traficante.

Ya está en la sombra. Ya ha cruzado el límite. No vemos una progresión que le lleva a cruzar la frontera de la violencia extrema. Vemos cómo cada vez tiene más peso en el grupo de policías, pero ya está en la sombra antes de que pasemos del primer cuarto de hora de la película.

Foto: Julio Vergne
Ángel en la sombra

Por otra parte, la parte de la luz que se va oscureciendo, su vida familiar cada vez menos cálida, esa progresión… no se muestra.

Por así decirlo, en vez de ser un viaje a la sombra es una caída en la sombra y, como en el caso de Rafael, un viaje a través de ella, pero con un origen diferente y con unas motivaciones poco claras. Porque, ¿qué quiere Ángel? ¿Poder? ¿Reconocimiento? ¿Ser un héroe? ¿Ser importante? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que su familia es menos importante que ese objetivo que se nos escapa.

Oscuridad
Una estancia en las sombras

Otra cosa: estoy seguro de que en el guión original ambos viajes personal estaban completamente definidos y puede que hasta se hayan rodado las escenas de desarrollo de los personajes, pero me da la sensación de que a medida que se ha reescrito el largo (y probablemente/casi seguro en la mesa de edición) se tomó la decisión de hacer más una peli de acción que una peli de personajes.

Los malos no ganan nunca, ¿verdad?

Imagen-horca_TINIMA20120622_0124_18

Uno de los trucos más habituales de un guión es el de simular que el peligro que corre nuestro héroe es insalvable.

Cuando eso sucede nos ponemos de puntillas en el sillón, nos removemos en la butaca71NTqiNRatL._AA1500_ y casi nos tapamos la cara para no ver. Ahora sí, es seguro que nuestro héroe va a palmarla, o que el chico nunca en la vida acabará consiguiendo el amor de la chica, o llegará tarde para impedir la boda y será infeliz para siempre. Vemos cómo los malos van a ganar la partida y cómo nuestro héroe, que ya es casi uno más de la familia, un hermano, alguien a quien queremos y admiramos, va a ser infeliz el resto de sus días, si es que le quedan días.

Por supuesto siempre hay una parte de nosotros que sabe que eso es un truco. Sabemos que los malos no ganan nunca, ¿o no?

En el libro El viaje del escritor, de Christofer Vogler, basado en las etapas del héroe, de Joseph Campbell, se describe la fase llamada “todo está perdido” como una de las etapas del viaje del héroe . De hecho, muchas veces en casa, cuando estamos comentando una película hablamos de si el “todo está perdido” está o no está logrado.

Hay algunos casos en los que de verdad crees que todo va a acabar ahí, que te lo tragas. Te meten un gol por toda la escuadra (a partir de aquí spoilers a porrillo). Por ejemplo: Toy Story 3. En un momento dado todos nuestros amigos están a punto de ser quemados vivos en una especie de fundición. No pueden huir. Van a morir sin remedio y, de pronto, los chicos del gancho los salvan justo cuando van a caer. Justo cuando todo está perdido.

Uno de los tipos del gancho
Uno de los tipos del gancho

Pero ¿qué pasa cuando creemos que no puede ser que maten a nuestro héroe y, de pronto… se lo cargan?

No es que estemos tan tranquilos, pero creemos que sí, que se va a salvar. A fin de cuentas empezamos viendo la historia a través de sus ojos. Es imposible que vaya a morir. Así que afrontamos la escena culminante con una cierta tranquilidad. Y todo parece que va a acabar mal pero una lucecita de esperanza ilumina el segundo siguiente. Nos decimos: seguro que sí, que se salva, que al final alguien desvía el disparo, que alguien rompe la soga de la horca. Seguro. Y entonces, ¡zas!

game-of-thrones-soundtrack-album-artwork-3

Como ejemplo, Juego de Tronos: Primera temporada capítulo nueve. Última escena:

Eddard Stark (nuestro prota) se somete a la gran prueba. Ante una multitud enfurecida, frente al rey (un adolescente insufrible) y a la madre del rey, admite que es un traidor, que intentó hacerse con el trono, que es un conspirador. La confesión es mentira. Es algo que está consensuado para salvar la vida de sus hijas. Le han prometido, además, que lo dejarán en libertad y le mandarán al norte, a servir en la frontera.

El rey escucha sus palabras de arrepentimiento. Dice que tanto su madre como su prometida (que es la hija de Eddard) le han pedido clemencia. Él había pensado que era buena idea, pero… cree que eso es de débiles y pide que lo ejecuten.

images

Has aquí todo normal. En más de una escena nos hemos visto así. La mitad de las películas de aventuras tienen al héroe enfrente de uno de los malos que lo va a matar. Creemos que se acabará librando. Lo arrodillan. El verdugo se pone la capucha. Sus hijas miran atónitas, al borde del derrumbe. El verdugo saca una espada gigantesca. Todavía estamos a tiempo. Todavía alguien puede matar al verdugo o al rey, o a la reina, o a alguien. Puede pasar algo que salve a Eddard. Tiene que pasar algo.

Lo último que escuchamos es el sonido de la espada cayendo. La multitud grita. Sabemos que ha muerto y, esta vez sí, los guionistas nos han metido un gol de los buenos. Nos han hecho creer que siempre puede haber una salida pero nos han cerrado todas las puertas. Y nos hemos quedado esperando a que las abran hasta el último momento, hasta sentir el frío de la espada matándonos de golpe.

Cómo construir un piloto (parte II). Analizando Desperate Houswives

Mujeres desesperadas es una obra de relojería.

Me encanta la manera que tiene de trabajar la ironía a la vez que va tejiendo historias que van enganchando al espectador casi sin que se dé cuenta.

Ya dije en otro post anterior que lo más importante en un capítulo piloto es su capacidad para generar interés. Un buen capítulo cero tiene que entretenernos durante todo su metraje y, además, tiene que interesarnos lo suficiente para querer ver cómo sigue.

Una trama horizontal que interese

Ahí cobra fuerza la estructura, los personajes y las historias. Hay que elegir tramas horizontales que enganchen tanto que sea imposible no querer seguir viendo el siguiente capítulo. Y hay que entrelazarlo con tramas de capítulo que también provoquen un cierto interés.

Todo es intriga.

Y en mujeres desesperadas se da este cóctel de personajes a los que nos apetece acompañar, un ambiente cómodo para el espectador y una trama horizontal que atrape de verdad. Todo eso teniendo bien claro cuál es el tono que queremos dar a la serie.

El tono tiene que estar presente todo el tiempo. Es lo quediferencia la serie. Si se quiere, es lo realmente importante. Por poner un ejemplo de una serie actual que se esté haciendo en España. El tema elegido es: un grupo de familias y de individuos se ha quedado sin posibilidades económicas para vivir en la ciudad, así que viven en un camping. Vaya dramón, ¿no? Pues no si eliges tratarlo en tono de comedia. Si lo haces con el tono adecuado hasta de una situación así puedes sacar una serie que haga reir como “Con el culo al aire”.

De un drama total a una comedia divertida. No se trata de tema, sino de tono

Tampoco podemos dejar de lado la idea principal. Por qué escribimos lo que estamos escribiendo. ¿Qué es lo que queremos expresar? No es que diga que tenemos que escribir historias que expresen nuestros miedos, nuestro mundo interior, nuestra alma. Creo que tenemos que ponernos enteros dentro de cada línea que escribamos, pero no podemos dejar de lado que escribimos para los demás. Escribimos para un enorme puñado de desconocidos que quieren entretenerse, o pensar, o reírse o llorar viendo algo que se nos ha ocurrido a nosotros y que un equipo técnico y artístico ha tenido a bien hacer realidad (después de que alguien haya querido poner la pasta suficiente para contratar a este equipo técnico y artístico)

Mucho se ha hablado de que el tema de mujeres desesperadas son las apariencias, pero también están presentes el miedo a la incomprensión, a la soledad, al fallo. Y esto se ve clarísimamente desde el capítulo piloto, que es una firme declaración de intenciones.

Mary Alice Young. Su voz nos acompañará durante toda la serie

Trama Mary Alice

Se nos presenta a la que se va a suicidar. Nos describe su vida. Lo que hace es describir la vida normal de una vecina normal de un suburbio de clase media alta… hasta que se pega un tiro, claro.


Trama Gabi

Gabrielle Solis. ¿Mujer trofeo, infiel o mujer perfecta?

Carlos es un hombre de negocios de éxito y Gabi es modelo. Se casaron casi en un impulso hace no demasiado tiempo. Entre ellos, después del primer momento, no hay amor.

Carlos la trata como mujer trofeo.

Gabi le pone los cuernos con el jardinero.

Trama Lynette

Lynette y la frustración

Lynette trabajaba como publicista. Era una gran profesional. Hasta que deciden entre ella y su marido que ella debe dejar el trabajo y dedicarse a cuidar a sus hijos. No es una mala madre, pero se siente profundamente frustrada.

Trama Bree

Bree define el tema de las apariencias con más fuerza que ningún otro personaje

Bree es la mujer perfecta… aparentemente. Su familia no la soporta. Tanto es así que su marido le pide el divorcio porque no es capaz de seguir viviendo esa gran mentira que es su vida.

Trama Susan

Susan emplea las mentiras, la apariencia, dentro de la comicidad

Es la trama cómica. Susan ha sido abandonada por su marido. Vive sin aspiraciones amorosas claras hasta que se muda al vecindario Mike Delfino. Ella intentará ligar con él aparentando siempre cosas inciertas. Encontrará la oposición de otra de las vecinas.

Cada una de estas tramas tiene su pequeña historia dentro del capítulo piloto. Son historias completas, con su planteamiento, su nudo y su desenlace. Todas se cierran.

Pero lo más importante, siendo este un capítulo piloto, es que durante toda la temporada estas tramas se van desarrollando. Susan siempre será la mujer que intente fingir situaciones para liarse con Mike Delfino. Bree fingirá ser la mujer perfecta de puertas para afuera mientras intenta que su familia no se resquebraje. Lynette vivirá su frustración y tratará de lidiar con ella y Gabi será infiel a su esposo de mil maneras distintas.

Si los personajes o sus problemas evolucionan lo harán poco a poco. Pero con estos ingredientes ya tenemos una primera temporada servida. Y se ve muy claro desde su capítulo piloto cuál será el problema que tratará de resolver cada uno de los personajes. La propuesta es clara. Ahora lo único que hay que esperar es que al público le interese.