El éxito

Un guionista se enfrentándose a la hoja en blanco. Este es el principio de todas las historias que vemos en el cine y en la televisión.

redactar

INT. DESPACHO DEL GUIONISTA – DÍA

En la pantalla en blanco parpadea insistente el cursor. El guionista, con barba de tres días, ojos reposados, sostiene una taza de café humeante en las manos. Mira con serenidad ese cursor parpadeante. Da un trago al café. Su despacho es un cubículo ordenado. Quizá una guitarra en un rincón. Quizá un calendario con fechas tachadas. No hay ropa por medio aunque se adivine que el despacho forma parte de su casa, no de una oficina. Por la ventana se cuela una luz alegre de primavera. El guionista huele su café, se deleita y lo deja sobre la mesa. Entonces comienza a teclear. Todo da vueltas en su cabeza, pero el tecleo constante pone orden a esa mezcla de ideas, de situaciones que piensa. Mágicamente, las palabras que teclea, se hacen reales. Salen de la pantalla del ordenador (un barco, una mujer en bikini llorando en cubierta, un niño con una lupa, una hormiga gigante saliendo del mar). El guionista teclea sin parar porque, sencillamente, nada puede pararlo. Toda su historia está en su cabeza y tiene que sacarla de allí.

La productora acepta el guión sin mover una sola coma

Al cabo de una semana el guionista ha dejado de escribir. Su historia está completa en el papel. La manda a una productora (que le ha pagado previamente generosamente) y no le ponen ninguna pega. De hecho le dicen que es lo mejor que han recibido en años, que así da gusto trabajar. La productora contrata a la actriz protagonista a la que el guionista hizo referencia en una reunión como “la chica en la que pensaba cuando escribió la historia”. El director viene de dar un pelotazo con una película que no sólo ha funcionado bien en taquilla, sino que además está llena de momentos de cine de verdad. Lo han tentado con Hollywood, pero prefiere hacer este último proyecto antes porque lo considera esencial para su trayectoria.

amenabar

Después de tres meses de preproducción todo está a punto. Las localizaciones están seleccionadas, los equipos alquilados, el personal está dispuesto. En tres semanas se rueda. En otras tres la cinta está lista. Seis meses después, en Octubre, la película se estrena y es un gran éxito. Tanto que el guionista, el director y la actriz protagonista reciben ofertas de medio mundo para trabajar en otros proyectos, pero con total libertad creativa. Es sólo el principio de un largo viaje. El guionista (que es nuestro prota) lo mira todo con aire de satisfacción, pero con un poco de miedo. Todo eso parece un poco irreal. Es como si no estuviese sucediendo verdaderamente.

No quiere despertarse. Quiere saborear un momento más ese éxito

Entonces cae en la cuenta. Es demasiado bonito para ser real, pero a la vez demasiado hermoso como para no luchar por ello. Sabe que se ha quedado dormido en algún punto. Es posible que ni siquiera haya empezado a escribir, que el cursor siga parpadeando insistente desde la página electrónica y blanca del ordenador y él se haya quedado aletargado con el café (ya frío) en la mano, pero no quiere despertarse. Todavía no. Quiere saborear un momento aún ese éxito. No el de la película realizada, el público a sus pies, el smoking en Cannes, sino ver cómo en el otro lado del mundo, más allá de ese espejo del ordenador, todo eso puede ser posible, al menos en parte.

Charlie KaufmanRespira hondo. Sabe que no está preparado, pero se hace el fuerte. Va a despertar. Cuando lo haga escribirá el encabezamiento de su primera escena. Luego vendrá la lucha. No sabe si llegará al final del camino, pero está seguro de que sólo el esfuerzo merecerá la pena. La motivación es terminar el trabajo, no buscar premios ni futuros contratos. La motivación es seguir adelante, escribir la primera escena y continuar como si no hubiera retorno posible, porque está seguro de que ha nacido para eso. Solo para eso y no puede luchar contra sí mismo.

10 razones en GIF por las que tienes que quedar con guionistas

wreck-it-ralph-bad-anon-meeting

Si eres guionista ya te habrás dado cuenta de que eres un poco un bicho raro. Tranquilo, hay una buena noticia: no eres el único. Hay un montón de tipo ahí fuera que son tan “raros” o incluso más “raros” que tú. Creo que es importante que, si eres guionista, quedes con otros guionistas como tú. Aquí puedes encontrar 10 razones para ello.

murray

1. Se te pasará la sensación de ser un bicho raro.

Admitámoslo, somos diferentes. Hacemos chistes sobre cosas diferentes. Vemos películas (y programas, y series y cualquier cosa) con otros ojos. No hacemos chistes sobre Gran Hermano Vip (o puede que sí), los hacemos sobre secuencias de True Detective. No comentamos el editorial de El País, hablamos sobre la última entrada de Bloguionistas.

Compartir todas nuestras impresiones con alguien parecido es buenísimo.

helper
guionista ayudando a otro guionista

 

2. Compartirás tus historias, tus agobios y tus bloqueos, y puede que lo que tus compañeros guionistas te digan sirva para seguir adelante

Compartir las historias en las que uno está trabajando, verbalizarlas, ayuda muchísimo. Sobre todo porque al explicarlas uno descubre cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles.

Si además estamos en mitad de un bloqueo, que haya alguien que aporte el “thinking outside the box” es estupendo para acabar con todas estas dificultades.

helping

3. Ayudarás a otros compañeros

Aportarás tu punto de vista a las historias de los demas. No todo consiste en beneficiarse uno.

Hacer que se disipe el bloqueo de los demás y ver cómo tus ideas aportan algo importante a las historias de los demás es una gran satisfacción.

writers

 

4. Conocerás la sensación sanadora del “mal de muchos”

Un guionista se enfrenta cotidianamente a una serie de dificultades. Es bueno compartir con los demás estas experiencias, sobre todo porque todos nos enfrentamos a las mismas. Si no es que un productor no quiere reunirse con nosotros es que después de reunirse no ha vuelto a llamarnos. Si no es que los guiones están mal pagados es que las cuotas para ser autónomo son elevadísimas. Si no es que no hay pruebas de guión a la vista es que hemos hecho una prueba de guión y tenemos la sensación de que está metida en un cajón.

Hablar de este tipo de cosas (que nos precupan tanto) con gente que se enfrenta a ellas a diario es muy sano.

success_
guionista de éxito

 

 

5. Descubrirás que no todo está tan negro

Te dará alegría ver que no todo está tan negro, que hay, de hecho, compañeros currando en series, películas, que tienen proyectos que salen adelante. Y eso hará que tengas un extra de motivación y que continúes adelante con tus propios proyectos.

reunion
Haciendo contactos

 

6. Puede que te ayuden a crear contactos

Uno no queda con alguien para que le facilite una red de contactos, eso está claro. Pero también está claro que en un mundo como el nuestro todos intentamos ayudarnos. Si conozco alguien que está en una productora que está buscando un proyecto y creo que le encaja el tuyo… te pienso dar su número y ponerte en contacto con esta persona.

dance
Somos una enciclopedia viviente de pelis y series raras

 

7. Ampliarás tu conocimiento cinematográfico y televisivo

Gracias a compañeros he visto series y películas que no se me habrían cruzado por delante de no haber sido por ellos.

Como ejemplos, Black Mirror (antes de que llegara a España), White Heat (gracias, Javier Olivares), House of Cards (la original, no confundamos), Dans la maison (En la casa, peliculón), The extraordinary tales… y un millón más. Todas estas películas y series merecen la pena. Es cierto que hay muchas que aún no he visto. Algerino Marronceli es una fuente infinita de conocimiento, pero aún no me he puesto por delante muchas de las cosas que me ha aconsejado (Il Capitale Umano, Italy in a day, Hollands Hoop…).

draco
Ya sé cómo te sientes. Ven aquí

 

 

8. Tendrás la sensación de que hablas con alguien que te entiende

Es un paso más del punto 1. Es un poco como una reunión de alcohólicos anónimos. Alguien con el que tienes muchos puntos en común y con el que te comunicas, y con el que compartes cosas que son importantes para ti. Sólo la sensación de saber que alguien se siente como tú habitualmente ante tal o cual cosa es reconfortante.

tumbs up
Poca gente más interesante en el mundo

 

9. Somos interesantes

Cada uno tiene un tipo de historia dentro, unas inquietudes que le marcan. Los hay que están obsesionados por episodios concretos de la historia de España, pero también los que no dejan de pensar en los problemas de adaptación del colectivo LGBT, los hay que piensan en el poder, los hay que tienen dentro la inquietud sobre la búsqueda de la propia personalidad, de la propia meta vital.

Hay guionistas a los que les gusta escribir sobre más de uno y más de dos y más de tres temas.

Cuando los guionistas quedamos, nos contamos los unos a los otros nuestras “películas” y nuestras inquietudes y eso no es “dar la chapa”. Lo sería si el que estuviera enfrente no fuera un guionista, pero siéndolo, el que escucha se queda con la sensación de “qué interesante es esto que me acaban de contar”.

happy meeting

10. Somos gente guay con la que se pasa siempre un rato muy divertido

Sí, es verdad que tenemos un punto un poco extravagante, y algunos de nosotros estamos locos de atar, pero somos gente a la que le gusta compartir, hablar y reírse. Yo cada vez que me he visto con un guionista (Mercè Clasca, Juanjo Ramirez, Elena Cobos, Miguel Angel Lamata, Fernando Hugo Rodriguez, Salva Rubio…) siempre me lo he pasado bomba. Y por muy raros que seamos no somos sociópatas, también nos gusta la gente normal.

Si tienes más razones que se te ocurra añadir, adelante.

 

 

2015

INT. DESPACHO DE GUIONISTA – DÍA

La pantalla de un ordenador en blanco. La barra de un cursor parpadea expectante. Con cada parpadeo, primero levemente, luego más alto, se oyen los latidos de un corazón. De pronto silencio. Frente a la pantalla está el guionista. Barba entrecana. Mirada perdida. 33 años. Se escuchan a lo lejos, tras la puerta, dos niños jugando.

GUIONISTA (V.O.)

Desde siempre había querido escribir. Es dar forma a un pensamiento. Es pensar en imágenes. Lo que no sabía era que escribir era esto.

El guionista, inspirado de pronto, comienza a escribir compulsivamente. Una música sube. Se siente completamente inspirado. Una página tras otra salen del teclado. Sonríe. Es feliz. Giramos a su alrededor. Es una verdadera epifanía. Parece que una luz sobrenatural lo ilumina todo. Pero de pronto todo se para. Volvemos a la mirada del guionista, vacía. El cursor sigue parpadeando sobre la página en blanco. Un golpe en la puerta. Los niños están llamando a la puerta.

NIÑO

Papá, queremos cenar.

El guionista mira a la pantalla en blanco.

GUIONISTA

¡Os lo he dicho mil veces! ¿Queréis dejarme en paz cuando estoy trabajando?

Silencio. El guionista espera. Los niños se alejan. Vuelve a mirar hacia la pantalla en blanco. El cursor sigue parpadeando. Finalmente parece que el guionista se decide. Mueve el cursor hacia la barra del navegador. Teclea algo. En la pantalla aparece el facebook.

GUIONISTA (V.O.)

Escribir no es pensar en imágenes. No es dar forma a un pensamiento. No sólo eso al menos. Escribir es apagar el rúter y teclear sin parar. Escribir, sobre todo, es luchar contra el impulso de entrar en facebook (o en algo peor). Escribir es pensar que realmente puedes escribir algo que merezca la pena y hacer que llegue a las manos adecuadas, que lo valoren, que sea el momento justo, que te den una oportunidad. ¿Pero se puede tener una oportunidad con 33 años y sin haber “publicado” nada? ¿Será 2015 mi año, el año de esa oportunidad? Desde luego con parlamentos tan largos no va a haber manera, así que vas a tener que inventarte una acción para este corto introspectivo de bajo presupuesto

El guionista se levanta de la silla. Lo vemos de cuerpo entero. Va en pijama. Atormentado, da una vuelta por la habitación. Vuelve a la silla. Cierra el navegador y comienza a escribir en el procesador de texto

GUIONISTA (V.O. CONT.)

Sólo hay una forma de saber si voy a ser capaz de conseguirlo… y la respuesta no está precisamente en facebook sino en intentarlo todos los días.

 

Por qué engancha Gomorra desde el capítulo 1 (un análisis de personajes)

gomorra-serie-tv-638x425

Gomorra es una de las series que más me han gustado de los últimos tiempos. Y sí, se ha hecho en Europa. Concretamente en Italia, y trata de un tema actual, de un problema propio (la mafia napolitana, la Camorra) igual que Crematorio trata un problema actual y un tema propio de nuestro país (la corrupción urbanística y las asociaciones mafiosas). Como apunte diré que la revista JotDown ya publicó sobre Gomorra un artículo hace poco en la que definía la serie como una tesis doctoral sobre la Camorra.

El hecho de tratar temas actuales, de gran calado social y con puntos de vista políticos y sociológicos es un tema que bien da para cualquier otra entrada en el blog.

En cualquier caso, como decía antes, Gomorra es una serie que engancha desde el primer capítulo porque hace que nos adentremos en sus personajes y porque vemos que en todos ellos hay complejidad, contradicciones, luchas internas. Vamos, lo que viene siendo profundidad.

La creación de personajes complejos no es algo habitual. Muchas veces se antepone la trama, la historia, el procedimiento antes de preocuparse de que los personajes tengan un latido propio.

Es lo que hace diferente, por ejemplo, Mad Men de Bones, Los Soprano de CSI, etcétera. Ni mejor ni peor (bueno…). Cada producto tiene su público.

Pero a lo que íbamos, a Gomorra y sus personajes. Una de las cosas buenas de esta serie es que plantea desde el primer momento cómo es cada uno de ellos.

ciro

Ciro

Es joven. Lleva toda la vida en la Camorra. Es un “soldado” que ha empezado desde lo más bajo.

Sin embargo, ve que en las últimas disputas entre bandas locales, no tienen las de ganar. Cree que Don Pietro Savastano, su jefe, hace las cosas a la antigua y que Conte, el rival, hace las cosas de otra manera mejor.

Es ambicioso, pero a la vez fiel. Tiene una relación especial con Attilio, su mentor (lo ve como a un padre), que es otro “soldado” del clan Savastano.

pietro savastano

Don Pietro Savastano

Es el capo, el boss, el jefe, el mandamás.

No se fía ni de su sombra. Está pendiente siempre de las traiciones, de las posibles escuchas policiales. Se siente solo y a menudo cansado, pero domina, tiene poder. Es consciente de él. Se siente un dios.

Para él lo más importante es mantenerse en lo alto. No importa quién caiga alrededor. No importa quién tenga que morir o que matar.

genny savastano

Gennaro Savastano

Es el hijo único de Don Pietro. Tiene unos 25 años. Es un niño mimado, un caprichoso que lo ha tenido todo en la vida.

Sabe que será el próximo capo, el sustituto de su padre. Quiere demostrarle a su padre que será capaz de llevar a cabo esa función, pero él mismo sabe (y su padre también) que no está preparado.

immacolata

Immacolata Savastano

Es la mujer de Don Pietro. Su apoyo, su compañera.

Sin embargo es también la que le pone las pilas a su marido, la que le critica llegado el momento.

Sabe que su lugar está al lado de su marido, que hará lo posible por hacer que se mantenga en el poder.

salon

El resto de personajes están ahí de comparsas de estos protagonistas (ya comentamos hace poco aquí para qué vale un secundario) Cualquier cosa que hagan sirve para que las relaciones entre estos se mueva de una manera o de otra, para desarrollar las tramas y para hacer que evolucionen dentro de cada circunstancia.

Seguramente Gennaro tratará de hacerse el capo, tomará sus propias decisiones. Se equivocará. Su padre (o su madre) estará ahí para resolver sus problemas.

Don Pietro puede que pierda su poder, o que se vea severamente mermado y tenga que hacer nuevas alianzas (puede que con sus enemigos más irreconciliables).

Immacolata puede que tenga que hacerse cargo de los negocios de la familia y encauzar a su hijo si su marido cae en desgracia.

Y Ciro puede que se acerque a los enemigos, que traicione, que intente subirse al carro ganador.

Los autores de los guiones de la serie es un dato que se debería dar siempre. Más en un blog sobre el tema. Los guionistas de esta serie son Leonardo Fasoli, Roberto Saviano (creador de la historia y cuya vida no creo que nadie envidie), Stefano Bises, Giovanni Bianconi, Ludovica Rampoldi, Maddalena Ravagli y Filippo Gravino.

 

 

 

La vida de un guionista principiante en 24 gifs

Todo guionista novel se ha encontrado alguna vez en estas circunstancias.

Como crees que será la vida de guionista antes de empezar

tumblr_lupg946u5S1qe0eclo1_r5_500

 

Cuando comienzas a escribir tu guión

cuidando tu guion

Cuando reescribes tu guión por primera vez

reescribiendo guion

Después de arreglar tu guión por octava vez

blinds-o

 

Recibiendo consejos de un guionista experimentado

recibiendo consejo

A lo que todo guionista principiante dice…

respondiendo sin saber

Lo que crees que es tu guión

tu guion

Lo que parece en realidad tu guión

como es guion

Cuando llamas la primera vez a una productora

gif-animados-peliculas-clasicas-el-resplandor-17

Cuando llamas por cuarta vez a una productora

llamando productora2

Cuando llamas por séptima vez a una productora

llamando productora 3

Cuando terminas de llamar a todas las productoras y no te ha contestado ninguna

lonelylostLo que dicen tus amigos de tu guión

tumblr_lt7hy3XSjQ1qe0eclo1_r26_500Lo que opinan tus padres de tu guión

tus padres guion

Lo que opina un productor cualquiera de tu guión

thedarkknightLo que el productor piensa en realidad de tu guión

tumblr_leimsh3O7U1qe0eclo1_r1_500Relación habitual entre productor y guionistas

guionistas productor

Cuando tratas de demostrar que eres un guionista versátil

guionista versatil

Por fin te llaman de una productora. Así te ves tú en la primera reunión con un productor

Paul Newman03

Como te ve el productor al entrar en su despacho por primera vez

entrando despacho productor

Cuando rechazan por primera vez tu proyecto

tumblr_lzcirnm7K31ro91bjo1_400

Cuando crees que es imposible trabajar de guionista

negativa

Guionistas ante un contrato de trabajo estable

contrato

Cuando finalmente te te dicen que sí a un proyecto

Carlton344

Wilder 3. Desarrolla una línea de acción clara para tu protagonista

perdido-en-el-camino-lost-in-road-by-Leszek-Bujnowski

Me consta que esto lo enseñan en todas las escuelas de cine y en todos los cursos de guión. Está en todos los manuales que uno haya leído. Y sin embargo siempre se encuentran casos de historias que no parecen ir a ningún sitio y cuyo protagonista parece más perdido que Wally (o Waldo) en la grada del Frente Atlético.

Esto sucede porque el protagonista:

1. No tiene clara su meta

2. Se pierde en la espesura del segundo acto para lograr su meta

3. Tiene demasiados objetivos y todos parecen igual de importantes

4. La película no va de nada

wally familias_thumb[1]
Por qué, oh Dios, suceden estas cosas
Que conste que esta reflexión es válida para esas películas que tienen un planteamiento, un nudo, un desenlace y que quieren llevarnos desde el punto A al punto Z pasando por todo el abecedario. Otros casos hay de historias descriptivas que cuentan una historia sin un objetivo claro, como, por ejemplo, La Gran Belleza (sí, ese remake de La Dolce Vita, que también es un ejemplo de película de este palo). En la que el protagonista, a lo largo de las dos horas de metraje, describe la falta de objetivos misma de la alta sociedad vicidada de la Roma actual (lo dicho, la Dolce Vita).

De hecho, hace nada Ana Sanz Magallón publicó en twitter (síganla, merece mucho más la pena que cualquier cosa que diga yo por aquí) la diferencia entre películas con y sin conflicto. La palabra definitoria de película sin conflicto era kishōtenketsu. La entrada está en inglés. Merece una lectura detallada.

33thvyv.jpg
Ejemplo de estructura kishōtenketsu

Responden a este tipo de estructura películas como “El sabor de la sandía” o “La mirada de Ulises“.

Muchas veces nos puede interesar más un tipo de película descriptiva, que estudie un estado emocional, que desgrane sentimientos, emociones… pero no creo que esté reñida la narración de una historia con objetivos con la descripción de sentimientos. Las historias necesitan un objetivo, un motor, y un personaje principal que lleve el peso de la acción. Y de paso puedes hablar sobre lo que quieras.

  • Puedes narrar la soledad, la búsqueda de un objetivo vital como el amor o la comprensión mientras cuentas la historia del mejor de los asesinos a sueldo (León el profesional).
  • Puedes explorar sentimientos como la búsqueda del éxito por encima de cualquier cosa enmarcada en una batalla por ser el campeón del mundo de Fórmula 1 (Rush).
  • Puedes explorar en cómo se generan los miedos y las supersticiones en una sociedad mientras cuentas una historia de supervivencia ante una amenaza alienígena (La Niebla).

Por lo general las emociones que queremos desarrollar en una película necesitan de una percha y esa percha es la historia, con un principio, un medio y un fin (aunque sea solo para enganchar al espectador). Y el protagonista es quien debe desarrollar esa historia, quien debe tener una línea de acción bien clara para que no nos hagamos un lío (ni como autores ni como espectadores).

Palabra de Wilder.

Mostrando sentimientos en los guiones. My Week With Marilyn

2poster

Hace tiempo leí un post en el blog de Javier Meléndez (si no lo conocéis os lo aconsejo vivamente) sobre cómo mostrar los sentimientos en un guión. En él decía que hay guionistas que deciden describir los sentimientos y otros que creen que hacerlo es un error.

Hace nada leí el guión de My Week With Marilyn, de Adrian Hodges (lo podéis leer en la sección de guiones del blog). La cuestión es que las 120 páginas del guión estaban plagadas de referencias a lo que los personajes sienten o incluso lo que el público debe sentir ante una determinada escena.

week-with-marilynmonroe-michellewilliams

Ejemplos:

EXT. ETON COLLEGE. JARDINES. DÍA

[…]

Marilyn sonríe cálidamente. Colin le agrada todavía más que antes por su franqueza. Sentimos que su relación se ha deslizado a un nivel diferente, más hondo.

INT. PARKSIDE. DORMITORIO DE MARILYN. NOCHE

[…]

Y entonces Colin para. La fantasía que ha estado persiguiendo durante semanas está al alcance de su mano, pero sabe que haga lo que haga será malo para ella. La aparta de sí con delicadeza. Ella abre los ojos lentamente.

MARILYN

¿Qué pasa? ¿No quieres hacer el amor?

nebraska2

Muchas veces es complicado transmitir a través de una línea descriptiva qué es lo que bulle por dentro de un personaje, que es lo que le hace sentir de una manera o de otra. Yo creo que esa transmisión de sentimientos se logra gracias a la aportación de:

1. El guionista que es, a fin de cuentas, el que se ha inventado todo lo que sucede.

2. El director que es el primer intérprete del guión y el que sabe qué deben transmitir los personajes.

3. Los actores, que encuentran los matices, las luces, las sombras, lo que la obra exige por su parte.

NEBRASKA-1

Así, por ejemplo, en el guión de Nebraska no encontramos ni una sola descripción de sentimientos cuando padre e hijo repasan su historia durante su viaje de regreso, pero al ver después la película tenemos claro cómo se sienten, cuáles son sus motivaciones y los sentimientos que despiertan en ellos lo que sucede a su alrededor.

Cada uno elige una manera de narrar. Lo único importante es que el resultado final funcione.