El humor de negar lo evidente

flying-cat

Se puede hacer comedia de muchas formas: creando equívocos, generando una situación en la que los personajes hagan el ridículo, poniendo en evidencia una de las características más estrambóticas de nuestros personajes, con un chiste dicho a tiempo, con una comparación metida con calzador (“lo he pasado peor que el obispo de Alcalá en una sauna en chueca”).

O también se puede conseguir crear comedia negando lo evidente.

El Caso Slevin (guión de Jason Smilovic)

SLEVIN KELEVRA (28) está teniendo un día horrible. Le han despedido, después ha sido víctima de un atraco. Llega a su casa antes de tiempo. Cansado, deja las llaves en la entrada. Escucha un ruido extraño que llega de su habitación. Afina el oído a medida que se acerca. Sí, son gemidos. Abre la puerta sin contemplaciones y ahí está su novia, BLONDIE (28) a cuatro patas follando con un desconocido. Slevin se apoya en el marco de la puerta mirando la acción.

SLEVIN

Por mi no os cortéis. Podéis seguir tranquilamente.

Blondie se para en seco, sudando en mitad del polvo. No sabe donde meterse. Finalmente, con falsa convicción, consigue hablar:

BLONDIE

Cariño, espera. No es lo que parece.

janet
Para mí que sí es lo que parece

Grand Hotel Budapest (guión de Wes Anderson)

 

El abogado Kovacs, Dmitri, su matón Joplin y las tres hermanas están en el despacho de Kovacs.

DMITRI

¿A quién representa usted?

KOVACS

En este caso a su difunta madre. Soy su albacea.
Ha dejado estipuladas unas cantidades por mis…

DMITRI

En otras palabras… por qué no agilizamos esto
y nos olvidamos lo antes posible. ¿De acuerdo?

Kovacs duda. Mira a Dmitri, a Joplin, que está acariciando a un gato, a las hermanas.

KOVACS

No. No estoy de acuerdo.

Dmitri, enfadado, se levanta y se va. Joplin mira a Kovacs. Tira al gato por la ventana. Se va.

KOVACS (Cont.)

¿Acaba de tirar mi gato por la ventana?

Las hermanas se miran entre sí asustadas.

HERMANA 1

Yo creo que no.

HERMANA 2

No, claro que no… estoy segura.

cat

cat2

Por mucho que digan las hermanas no nos cabe duda de que el pobre gato ha acabado espachurrado contra el suelo.

No voy a decir que la carcajada esté asegurada usando este recurso, pero a mí estos ejemplos me hicieron reír en su día.

Anuncios

Cómo construir un piloto (parte I). Analizando Dexter

Hace muy poco he conseguido que me regalen un ebook.

Es un cacharro interesantísimo. Muy ligero y en el que se lee estupendamente casi cualquier cosa.

Desde que me lo regalaron lo he llenado de guiones que he conseguido gracias a varias páginas  como  www.imsdb.com o www.simplyscripts.com (si no las conocéis pasaros por ellas merece muchísimo la pena). Sí casi todas son en inglés. Pero leer en inglés es básico para poder estar al día y para tener a tu disposición un montón de recursos.

El caso es que he podido leer varios guiones de episodios piloto y he pensado que sería interesante hacer un post sobre cómo se articulan los primeros capítulos de series que han acabado convenciendo y siendo auténticos éxitos de crítica y público.

Este es el primer post de esta serie. y lo quiero dedicar al capítulo piloto de una serie que ha tenido un éxito importante: DEXTER.

Se entiende que en el capítulo piloto de una serie tienes que presentar muy bien de qué va a ir tu historia, quiénes van a ser los personajes principales, cuáles son las relaciones que hay entre ellos,  cuáles son los motores que les hacen avanzar en sus aventuras particulares y cuáles son los puntos fundamentales de esas aventuras.

Otra cosa que se debe definir muy bien es el tono de la serie. Sea comedia, drama, dramón, culebrón, thriller, musical… siempre tenemos que dejar claro a qué vamos a jugar, porque de lo contrario el espectador (que es el que manda) se sentirá defraudado, pero no durante el piloto, sino más adelante, cuando quiera volver a ver la serie que le hemos presentado (y que le ha gustado lo suficiente como para querer volver a verla)  y encuentre otra cosa muy distinta (imaginemos que de pronto Aída se convierte en una serie de detectives; no digo que no pueda funcionar, sería interesante, pero no sería Aída. En otras palabras, la gente que “ha comprado” una entrada para ver Aída no quiere ver Hermanos y Detectives, ni Los Misterios de Laura, sino las aventuras barriobajeras de la familia García y sus vecinos de Esperanza Sur).

Pero antes que nada un capítulo piloto es una invitación. Tiene que sugerir, tiene que ser atractiva, tiene que ser directa y no perderse. Tiene que ser original, propia, con un tono claramente reconocible desde el principio.

DEXTER

Como he dicho, es importante plasmar desde el primer momento de qué va una serie. Y Dexter lo consigue en su capítulo piloto.

DEXTER va de DEXTER. Se trata de la aventura de su personaje principal. ¿Cómo es? ¿Quién es? ¿Qué quiere? ¿A qué se dedica? ¿Con quién se relaciona? ¿De qué manera?

Pero no podemos dejar que la serie, por mucho que sea “de personaje”, no tenga un set up completo en el que sepamos cuáles son las tramas principales, cuáles las secundarias, etc.

Y luego está la forma de narrar. ¿Será una serie directa? ¿lenta? ¿a tiempo real? ¿Con flashbacks y flashforwards?

Todo eso se tiene que plasmar desde el principio.

Secuencia 1

1 Nos presentan al DEXTER actual. Está esperando al director de un coro de niños.

2 Lo secuestra y lo lleva a un lugar apartado.

3 Allí descubrimos que el director del coro es un asesino de niños.

4 Dexter lo mata

Dexter va de esto. Nadie se puede sentir engañado si continúa viendo la serie, porque las tramas puntuales de cada capítulo van a ser como esta presentación. Dexter va a perseguir asesinos, va a buscar pruebas contra ellos y luego los va a matar.

Pero no solo de asesinar a asesinos vive Dexter. Tenemos que crear un background interesante, una historia alrededor de nuestro personaje que nos guste, que lo haga atractivo.

Secuencia 2

Flashback sobre la infancia de Dexter y su padre adoptivo.

Se nos informa que Dexter tiene una tendencia asesina desde pequeño y que su padre adoptivo (un policía) lo sabe.

Además de eso tenemos que tener una bonita trama horizontal. Algo que nos lleve a querer ver el siguiente capítulo de la serie, y si de paso seguimos con la construcción del background y la presentación de algunos secundarios importantes, pues mejor que mejor. Es ahí donde entra:

Secuencia 3

El caso actual.

Se nos presenta el trabajo de Dexter.

Colabora en la sección de homicidios de la policía de Miami.

Tiene una hermana que también es policía.

Están investigando un caso algo raro. Han encontrado un cadáver limpiamente mutilado y metido en bolsas. No hay rastro de sangre.

Se nos presenta la Teniente LaGuerta, a la que la hermana de Dexter odia. Yambién otros personajes, como Ángel o Masuka, compañeros de Dexter.

Por otra parte necesitamos también tener una trama fiel al espíritu de la serie y que nos atrape para este capítulo.

Secuencia 4

Trama de capítulo.

Dexter investiga a un tipo. Sospecha que es el asesino de un caso sin resolver.

Luego el resto es ir entrelazando y aportando más información.

Sería algo así:

Pero si lo queréis en texto aquí va:

Secuencia 5

Presentamos el espacio de trabajo de Dexter.

Las oficinas de la policía de Miami.

Un colaborador: Camila, la mujer que lleva el archivo de casos sin resolver. Y un antagonista: El sargento Doakes, un tipo duro al que no le cae bien Dexter.

Secuencia 6

Dexter trabaja en el caso que Doakes le ha encargado

Secuencia 7

Dexter se cuela en la casa de Jawoski para encontrar pruebas incriminatorias contra él.

Secuencia 8

Rita, la novia de Dexter.

Cómo la conoce y cuál es su relación

Cómo es también la relación con los niños, que son los más importantes para él.

Secuencia 9

Volvemos al caso del asesino en serie, la trama horizontal.

Han encontrado un cadáver igual que el anterior, pero sin cabeza.

Secuencia 10

Dexter con la prueba de Jawoski, un video snuff en el que mata a una mujer.

Secuencia 11

El pasado de Dexter. El padrastro le dice que espera que no recuerde nunca de dónde ha vienido Dexter, porque es una historia muy dura.

Secuencia 12

Dexter encuentra la clave para resolver el caso de los asesinatos en serie: un camión congelador. Se lo dice a su hermana.

Su hermana se lo plantea a LaGuerta, que la ridiculiza.

Secuencia 13

Dexter mata a Jawoski.

Básicamente es lo mismo que la secuencia 1.

Secuencia 14

Dexter encuentra un camión refrigerador. Lo sigue. Lanzan la cabeza de un cadáver. Él la recoge.

Secuencia 15

Con la policía. Se encauza el caso. La hermana de Dexter queda redimida de su ridículo laboral.

LaGuerta le entra a Dexter.

Dexter la rechaza.

Secuencia 16

Dexter tiene sexo con su novia

Secuencia 17

El asesino en serie ha entrado en su casa y le ha dejado un mensaje en el frigorífico.

El tono

Otra cuestión importante es dar el tono de la serie. La historia de un psicópata que mata a asesinos de una forma fría y despiadada se puede contar de muchas formas. En Dexter se elige contarla desde un punto de vista a mitad de camino entre el thriller y el humor.

En el capítulo piloto hay un buen número de diálogos muy divertidos. Por ejemplo, en la presentación, cuando Dexter se dispone a matar a la primera víctima, un asesino de niños. Le dice:

DEXTER: Niños… Yo nunca podría hacer algo así.

ASESINO: ¿Por qué?

DEXTER: Tengo mis estándares de calidad.

Y la situación se vuelve graciosa. Ahí tenemos a un tipo que va a cargarse a otro y nosotros podemos soltar una carcajada tranquilamente.

Otro ejemplo:

Dexter habla en off sobre sus padres adoptivos.

DEXTER: Harry y Doris Morgan me criaron muy bien. Pero ahora los dos están muertos. (pausa) Yo no les maté (otra pausa) en serio.

Ya sabemos que Dexter es una serie dura y a la vez divertida, que va de un tipo que mata a gente y que se dedica a investigar los crímenes de un asesino en serie. Y todo en apenas 50 páginas de guión. Si convencemos con esta historia y esta manera de narrar habremos enganchado al espectador y será fiel a lo largo de meses o de años. Ahora lo único que tenemos que conseguir es mantener en alto sus expectativas. No defraudarlo. Y puede que eso sea más difícil todavía.

El suspense más básico

Es divertido ver cuáles son los ingredientes para realizar el cóctel del suspense.

A veces nos encontramos ante un suspense que se mantiene durante solo unas escenas. Pero otras veces el suspense es el verdadero motor de la película.

El suspense es lo que te deja atado a la sillón, lo que te impide cambiar de canal. El suspense es la pregunta que no consigues contestar. La RAE dice que suspense es la expectación ansiosa por el desarrollo de una acción o suceso. En otras palabras, las ganas que tenemos de seguir viendo una secuencia para saber cómo terminará. Para saber si va a resolver la duda que nos ha creado (¿la besará al final? ¿conseguirá escapar de la bestia? ¿lo descubrirá la policía de frontera? ¿los guardias encontrarán el alijo de cocaína que tiene escondido en el coche?)

Aquí encontramos muchos ejemplos de suspenses

Se me ocurre, como ejemplo, la secuencia del puente de La vuelta al mundo en ochenta días.

No es una secuencia particularmente famosa. Ni siquiera es particularmente brillante, pero tiene todos los ingredientes necesarios para crear suspense y es muy propia del cine de aventuras.

1. Fogg, la princesa y Cantinflas están jugando a las cartas en un tren. Entonces, el tren se detiene.

2. Cantinflas va a ver qué pasa.

3. Fuera del tren vemos que el maquinista y su ayudante han frenado el tren. Hay un puente delante y no creen que resista el peso.

¿Nos despeñaremos?

4. Un capitán del ejército trata de convencer al maquinista. Cantinflas, que no entiende muy bien nada, se pone de parte del capitán. (conflicto)

5. El capitán da de beber (mucho) al maquinista y lo convence (van hacia el peligro). Todos vuelven al tren.

6. El tren se pone en marcha y pasa lentamente el puente.

7. El puente se derrumba en el último momento, pero ya están todos fuera de peligro.

Bueno, todos no. Vaya papelón que tendrá el maquinista del siguiente convoy que pase, pienso yo.

Pero como él no es nuestro héroe, nos da un poco igual. Como si se despeñan.

Creo que lo principal de esta secuencia y de todas las que tienen que ver con el suspense es que queden planteadas de una forma limpia y clara. Luego, si el guionista ha sido capaz de hacer las cosas con más sutileza, pues mejor que mejor. Pero si empezamos a marrullear con el planteamiento el espectador se pierde.  Las cosas claras. Tenemos que poder responder sin dudar a varias preguntas para saber si nuestra secuencia de suspense funciona.

¿Cuál es nuestro objetivo?

Pasar por el puente

¿Cuál es el problema?

Que no sabemos si va a resistir

¿Cuál es la opción del héroe?

Pasar

¿Quién se opone?

El maquinista

¿Cómo se soluciona?

y ahí es donde contenemos la respiración para ver qué va a pasar.

Por supuesto sabemos que Fogg no se va a matar en un accidente de ferrocarril. Pero nunca estamos del todo seguros. También conocemos el final de los líderes de la Alemania Nazi y Tarantino, sencillamente hizo un “replanteamiento estético de la historia” (queda mejor como él lo hizo, está claro).

Una pizca de humor

partirse de risa
¡Ése es el espíritu!

A veces conseguir una risa a destiempo es la clave. Sólo hay que saber el cómo y el cuándo y consigue un efecto casi mágico. Desbloquear al espectador y sacudir la historia.

El ejemplo que me viene a la cabeza es la presentación de Dexter. En dos momentos: cuándo dice “mis padres están muertos. No los he matado yo… En serio.” Y cuando le dice a su primera victima que él no mata a niños porque tiene “sus propios niveles de calidad.”

Un asesino en tono de comedia
Un asesino en tono de comedia

Con solo ese par de destellos el espectador se da cuenta de que no está ante una serie en la que un asesino psicópata (solamente) va buscando a otros asesinos para matarlos. También sabe que ese asesino psicópata le puede hacer reír y puede, incluso, caerle simpático.

Y se consigue.

Otro ejemplo es Terminator. La primera. El androide asesino encarnado por Schwarzenegger se está operando un ojo en un lavabo sucio. Como espectadores estamos flipando con todas las cosas que es capaz de hacer esta máquina de matar. Pero estamos un poco bloqueados en esta sensación de pánico, de ansia, de congelación. Y entonces el robot se mira en el espejo… ¡¡y se pone guapo!!

justo antes de ponerse guapete

Y claro, nos entra un poco la risa, nos desbloquea. Nos sentimos más identificados. Nos gusta más la historia. De eso se trataba, ¿no?

Listado de intenciones

Al cabo del día estamos varias horas frente al televisor, al cabo del año vemos gran cantidad de películas y de series. Unas nos gustan más, otras nos gustan menos y otras merecen, sencillamente, que las tiremos a la basura. La mayoría de las veces el hecho de que una serie nos apasione o nos parezca un desastre tiene que ver con el guión, con la forma que tiene, los matices con los que cuenta, sus sutilezas, su chispa o su falta de ella.

Es bien cierto que también hay que tener en cuenta otros detalles, que las actuaciones sean convincentes, que la dirección sea dinámica, que la fotografía sea correcta y que no haya errores en el diseño de vestuario ni en la dirección de arte.

Pero no me cabe la menor duda de que ya pueden estar implicados en un proyecto los mejores actores de Hollywood, con los mejores directores y los mejores equipos técnicos, que si la historia no interesa, nadie la verá.

Por eso estamos aquí, para averiguar las cosas que funcionan y las que cojean dentro de una peli o de una serie. Personajes que cambian de actitud sin motivo, soluciones deus ex maquina, presentaciones pobres… o todo lo contrario. Los porqués de los guiones de las series que vemos todas las semanas y de las películas con las que nos hemos cruzado.

Espero que os gusten las cosas que aquí escribo. Las moldeo con cariño.