Y entonces no hay más remedio

keep

…y uno sigue escribiendo, o lo intenta. Al menos no lo ve como una condena. Sencillamente sigue hacia delante. Y no es por obcecación, o por falta de temor al fracaso. Sencillamente uno sigue hacia delante porque es el único camino que conoce.

Sigue adelante fraguando proyectos. Pero antes de eso, uno vuelve a leer.

 

Volver a leer

Hace poco he leído algunas cosas que tenía pendientes. Algunos guiones que habían llegado a mi poder por unos medios o por otros. El último, uno sobre el capítulo de Cuéntame sobre el que hablaba en esta entrada. El guión escrito por Jacobo Delgado y Carlos Molinero es sencillamente delicioso. Las páginas van pasando rápidas, inevitables. Uno tiene la sensación de que el guión funciona como un reloj. Al leerlo he recordado este artículo de Ana Sanz-Magallón (autora de Cuéntalo bien, link en Amazon) sobre el tema de la lectura de guiones.

PortadaIslaMinima-729x1024
Lo próximo que voy a leer gracias al colectivo 70 Teclas

Luego he leído de nuevo el guión del capítulo piloto de Breaking Bad (si queréis echarle un vistazo lo tenéis por aquí).

Y el guión de uno de los capítulos del Ministerio del tiempo (que Javier Olivares colgó vía twitter).

Para saber cocinar hay que probar muchos platos de comida diferentes en diferentes restaurantes. Para poder escribir, uno tiene que leer. Y si lo que quiere es escribir guiones, tiene que leer y leer y leer y releer y hacer anotaciones y analizar… guiones. No libros de Syd Field ni de McKee. Guiones. En la página de guiones en pdf tenéis un montón que a mí me han servido para ilustrar ejemplos de un montón de cosas. Leedlos si queréis. Además, en esta época de internet, todo es más sencillo. Encontrar guiones interesantes es más sencillo. Encontrar series que ver es más fácil. Buscar contenidos que analizar está tirado. Si queréis escribir, poneos en marcha y empezad a ver cosas y a leer.

Escribir otras cosas

coleccion
El nuevo blog en el que estoy escribiendo

Desde hace unos meses he empezado a escribir en un blog diferente. Es un desahogo. En él hablo de cosas pequeñas y de temas de actualidad. Yo, que vengo del periodismo y de la comunicación audiovisual, soy sensible a ciertos temas. Quedárselos dentro es lo peor que uno puede hacer. Así que he escrito sobre todos los pensamientos que se me van quedando clavados dentro en este pequeño nuevo proyecto que he llamado Coleccion De Cerillas. Si queréis echarle un vistazo lo tenéis por aquí. Sois más que bienvenidos.

Volver a los proyectos

Otra de las cosas que he hecho últimamente es volver a leer los proyectos que estaba moviendo entre las productoras.

Sinceramente creo que sirven, que son viables, que son interesantes y que aportan cosas. Pero como todo, después de leerlos he hecho alguna modificación, les he lavado la cara, les he cambiado el tono y los tengo dispuestos una vez más en el disparadero.

seller
¿Cómo conseguirá batman vender su proyecto?

Ahora falta una tercera fase: el Marketing

Si quieres escribir guiones seguro que también quieres que te paguen por hacerlo. Y si quieres que te paguen por hacerlo seguro (pero seguro, seguro) que necesitas alguien que esté dispuesto a pagar por ellos. Por eso, ahora tengo que empezar con la tercera fase del proceso, que es de las más importantes: la del marketing. Tengo que buscar productores que estén buscando historias, proyectos, que quieran vender cosas nuevas en las distintas televisiones. Si sabéis de alguno, soy todo oídos. Si os suena que alguna productora está interesada y buscando nuevos materiales, decídmelo y os lo agradeceré enormemente.

Puede que sea el tiempo de hacer SPAM (o riego por goteo) para encontrar un compañero de viaje (así es como veo el papel de un productor) con el que levantar algo por lo que uno ha luchado tanto.

Así que después del 100, viene el 101, y después el 102. Así hasta no acabar nunca, hasta que el cuerpo aguante. No porque sea un cabezota. Es que sencillamente no conozco otro camino.

 

Anuncios

Wilder 5. Esconde tus puntos de giro

Compass On Woods Path

Hace un tiempo vi una película realmente emocionante: La escafandra y la mariposa.

Seguramente ya la habréis visto, pero os la cuento un poco por encima para poder seguir el hilo del post. Es la historia de un hombre de éxito que sufre un accidente vascular. Está al borde de la muerte y finalmente lo único con lo que se puede comunicar es guiñando un ojo. Todo lo demás está muerto. Es una especie de Ramón Sampedro a la francesa y un poco más a lo bestia (porque no puede ni sonreír, ni hablar, ni mirar con intención… nada). Lo único que puede hacer es parpadear el único ojo que le queda con vida. Al sentirse tan miserable siente ganas de morir.

diving

En un momento de la película, allá por la página 40 del guión (que podéis encontrar aquí) el protagonista, Jean-Do, comunica a su enfermera que va a instaurar una regla: nunca más va a sentir pena por sí mismo. Es decir, acaba de dar un cambio en su vida, a su relación con su situación actual.

A partir de ese momento la película cambia y entramos en el segundo acto de la historia: Jean-Do decide aprender a vivir y a relacionarse con su entorno desde su cama de hospital, desde su total dependencia, inicia nuevos proyectos, trata de curar antiguas heridas… decide vivir. La escafandra y la mariposa puede gustar más o menos (a mí me movió, que era lo importante) igual que me movió otra película muy parecida como es Johnny cogió su fusil (aunque esta me aburrió más).

diving-bell-and-the-butterfly-le-scaphandre-et-le-papillon-1

La cuestión es que esta película me ha venido a la cabeza al tratar de escribir esta entrada sobre cómo esconder puntos de giro. Como digo, a pesar de que la película me moviera, no puedo pasar por alto que sus puntos de giro (en especial el primero) son un poco a lo bestia.

Wilder dice que es mejor que las historias se muevan con sutileza, que desarrolles las historias sin tener que gritar al público: EH OYE, ¿TE HAS ENTERADO DE QUIÉNES SON LOS PERSONAJES PRINCIPALES? PUES ATENTO QUE AHORA ES CUANDO LA HISTORIA VA A EMPEZAR DE VERDAD.

18

Y luego, una hora y pico más tarde: EH OYE, ¿TÚ CREÍAS QUE LA PALMABA EL PROTA? ESPERA Y VERÁS, QUE AHORA ACABA TODO ESTO.

En fin, sutilezas, ya sabéis.

He puesto este ejemplo de puntos de giro evidentes y poco maquillados como podía haber puesto el de Fuga de cerebros, Ocho apellidos vascos o cualquiera de Indiana Jones o el Señor de los Anillos.

Si estuviéramos hablando de puntos de giro discretos, puede que fueran buenos ejemplos Black Swan o Pi, (deliciosas, sobre todo la primera) de Darren Aranofski, también hay algún buen ejemplo en películas románticas como Mensaje en una botella.

Globos de oro 2014. Nominaciones al mejor guión (enlaces)

golden_globes_premio1

Solo quería compilar aquí las nominadas al mejor guión para los globos de oro de 2014.

En general creo que los premios de cine son poco más que una herramienta de promoción. Lo verdaderamente importante es la obra final, el hecho de que haya gente que quiera ver la película, que la vea y que haga que algo dentro del espectador “se mueva”, que el tipo que ha entrado en la sala y el que ha salido sean diferentes, aunque sea solo un poco.

En cualquier caso, los premios sirven como foco de atención. Como un luminoso que te dice: ¡EH! ¡AQUÍ! ESTO TIENE MUY BUENA PINTA.

En cualquier caso, y como decía, aquí os enlazo los distintos guiones nominados para el 2014

12-Years-a-Slave-teaser-poster-655x360

12 Years a slave

nebraska-poster

Nebraska

philomena

Philomena

her

Her

american

American Hustle

No es que no funcionen los enlaces de American Hustle y de Her, es que todavía no he podido encontrar los guiones por ahí colgados en la web (si me dais un enlace lo agradezco).

En cualquier caso, con esta entrada tenéis ya unas cuantas horas de lectura asegurada.