Ninguna escena sin su conflicto

045030-3feeed82-ac84-11e3-9d7e-f018f46e0213

Parece un eslogan de los que se gritan en las manifestaciones. Y un poco esa es la intención. Me imagino una concentración de guionistas gritando a voz en cuello consignas de escritura, verdades dogmáticas para los que nos dedicamos a escribir con mayor o menor éxito, con mayor o menor esfuerzo.

“Tienes que saber/tu prota quien es”

“Sin conflicto/no hay guión. /Sin conflicto/ no hay guión”

“Si no hay emoción/tira tu guión”

“aunque no mandamos/nosotros ideamos”

Pues uno de estos eslóganes de manifestación guionística sería “Si no tiene conflicto/tu escena vale un pito”. Es mejorable. Lo sé. Pero es lo primero que se me ha venido a la cabeza para rimar la idea de la que quiero que vaya este post.

Manifestacion-y-entrega-de-carta-hoy-jueves-29-de-noviembre-madrid
Manifestación de guionistas

Hay distintos tipos de escenas, pero en esencia se reducen a dos. Están las que hacen avanzar la historia y están las que aportan algún tipo de información sobre situaciones y personajes (que será empleada más adelante haciendo avanzar la trama). Ya sea cualquiera de los casos, es importante que la escena, en sí misma, tenga un punto de conflicto. Que no sea algo plano. Lo ideal es que haya alguien que quiera una cosa y una fuerza, un evento u otro personaje que se oponga.

Me viene a la mente uno de los últimos capítulos de Breaking Bad.

hqdefault

INT. DESPACHO DE SAUL GOODMAN – DÍA

La secretaria de abogado (45), rellenita, está destruyendo documentos en una picadora de papel. Suena el teléfono. Ella lo mira con hastío, pero no mueve un músculo para contestar. Sigue a lo suyo. Le da tiempo a destruir un documento entero más cuando se oye un ruido de cristales. Alguien ha entrado en el hall. Se trata de Walter White.

SECRETARIA

¿Qué demonios cree que está haciendo?

WALTER

No contestan al teléfono, están cerrados… necesito hablar con Saul. ¿Dónde está? Es un asunto…

SECRETARIA
(enfadada, interrumpiendo)

De vida o muerte. Ya. Siempre es lo mismo.

Walter se queda de piedra. Es la primera vez que repara en que la secretaria de su abogado tiene entidad propia. Lo mismo nos pasa a nosotros.

WALTER

¿Cómo?

SECRETARIA

¿Quién demonios se ha creído que es? Cada vez que aparecen usted
o su amiguito la tierra tiembla. Y esta vez parece que es peor que nunca.
¿Cree que me hace gracia estar de repente en el paro por su culpa? Y luego
está este estropicio. Por cierto, ¿quién va a pagar el cristal de la puerta?

Walter busca en su cartera. Saca todos los billetes que tiene. Se los tiende a la secretaria.

WALTER

Aquí debe haber unos 1700 dólares. Tómelos. Son suyos. Seguro que
cubren con creces lo que vale la puerta. Ahora, necesito un número, una dirección,
lo que sea, el contacto del señor Goodman.

SECRETARIA

¿Sabe qué? Creo que con esto no llega.

WALTER

¿Cómo que no? ¿Quién va a cobrar más de 1700 dólares por un trozo de cristal? Es, sencillamente…

Walter para de hablar de repente. Mira a la Secretaria, que le aguanta la mirada.

WALTER
(cayendo en la cuenta)

Oh.

SECRETARIA

Estoy empezando a pensar que valdría 20.000 dólares.

WALTER

Tiene que estar de broma.

SECRETARIA

Puede que 25.000

Walter y la secretaria se quedan mirándose. Walter duda qué hacer. ¿La amenaza? Finalmente está a punto de estallar, pero se controla.

WALTER

¿Sabe qué? Espere aquí. Enseguida vuelvo.

Walter sale torpemente del hall por el mismo hueco que ha dejado el cristal roto.

cranston-paul-breaking-bad
Si la secretaria llega a saber quién es realmente Mr White puede que no se hubiera atrevido con él

 

¿Con qué nos encontramos aquí? Con un conflicto claramente definido en una escena que no dura más de un minuto y medio.

  1. Walter quiere el contacto de su abogado
  2. La secretaria no se lo quiere dar así como así.
  3. Walter ofrece dinero.
  4. La secretaria pide una suma desorbitada de dinero. Sabe que tiene las de ganar.
  5. Walter cede y se va corriendo a por el dinero.

Está claro que el protagonista de la escena es Walter White. La antagonista es la secretaria. Esta es la escena en la que más habla de toda la serie. La secretaria siempre está por allí, por el despacho, pero no es más que una sombra, una voz que da la información a su jefe sobre quién llama por teléfono. Nunca ha hablado y ahora lo hace para enfrentarse nada menos que a Walter White.

Los personajes no saben quién es el protagonista

Esto me lleva a pensar también en que un personaje secundario nunca sabe que está hablando con un personaje principal en una escena. Él se tiene a sí mismo como el único personaje protagonista de su vida, con sus dificultades, sus intereses, sus anhelos. En este caso la secretaria tiene miedo de quedarse en el paro teniendo una determinada edad. Se ha visto enmarronada una y mil veces por Walter White y decide hacérselo pagar. Un número de teléfono por lo que sería casi un año de sueldo. No parece mal trato para ella.

Si la secretaria supiera que Mr. White es un peligroso señor de la droga que a esas alturas del partido ha matado a seis o siete personas ya puede que se lo pensara antes de retarlo, pero no es así y simplemente protagoniza un conflicto estupendo con un tipo que le cae fatal.

Anuncios

Cómo hacer que comience una serie (analizando el piloto de Breaking Bad)

breaking-bad

Hace un millón de años, al principio de la historia de este blog, realicé un estudio del capítulo piloto de Dexter. La entrada es esta. La cuestión es que la realización de un piloto es de lo más importante a la hora de hacer una presentación de una serie. Es lo primero que ve el espectador, que tiene muchas opciones y poca paciencia. Y, sobre todo, que tiene un arma muy potente y potencialmente destructora de la carrera de un guionista: el mando a distancia.

gangsta

Si a un espectador no le interesan los tres o cuatro primeros minutos de un capítulo piloto va a ser misión imposible recuperarlo más adelante. Todo puede suceder, claro. Pero es complicado.

Ya Natxo López publicó una entrada en bloguionistas sobre capítulos piloto. Os lo recomiendo vivamente. Está aquí.

Pero a lo que íbamos. El capítulo piloto es la carta de presentación de una serie. Es algo así como la primera vez que vas a un restaurante. Te muestran la carta. Ves si te interesan los platos que puedes degustar. Te fijas en el ambiente que hay. El tipo de gente que hay dentro… Pues con un piloto es algo parecido. Tienes que conseguir que la carta, con los conflictos principales, sea apetecible. Que el ambiente, mostrado de la mejor manera posible, sea el que busca nuestro público y que tenga una cierta repercusión para que la gente quiera volver.

En un piloto tiene que quedar claro:

  • De quién es la historia
  • Cuál es el conflicto principal
  • Cuáles son los personajes principales
  • Cuál es el ambiente de la serie
  • Cuáles son los antagonistas principales
  • Cuáles son las principales motivaciones

Hace poco pude ver de nuevo el capítulo piloto de Breaking Bad. No me parece una maravilla (porque una maravilla son capítulos posteriores, más oscuros, más sutiles, más poéticos, donde la evolución del personaje y la lucha entre lo que es y lo que quiere ser se hace evidente…). Pero es un capítulo piloto más que digno y que cumple con todas los requisitos de un buen primer capítulo de una serie. Lo podéis leer (no es la versión definitiva) en la sección de guiones del blog.

Lo más importante es que, cuando terminamos de ver el piloto sabemos:

  1. Que el protagonista es WALTER WHITE, un profesor de instituto que en realidad es un genio de la química.
  2. Que es un tipo sin carisma dominado por su mujer (SKYLER) y que vive una situación económica poco boyante.
  3. Que tiene un cuñado (HANK) que trabaja para la policía antidroga.
  4. Que se le ha diagnosticado cáncer de pulmón y que no tiene tratamiento.
  5. Que decide cocinar metaanfetamina para conseguir dinero y dejárselo a su familia.
  6. Que en este proyecto va a ser ayudado por JESSE PINKMAN un exalumno que se codea con los bajos fondos.
  7. Que enseguida choca con camellos y distribuidores y va a ser complicado que se haga con un espacio en el mundo de la delincuencia.

 

Con esto tenemos más que suficiente para hacer un buen piloto. Pero vamos a ver cómo es el tema secuencia a secuencia.

SEC 1. Presentación. Walter en la caravana en calzoncillos. Dos tipos muertos. Grabación de una confesión.

PERSONAJE Se nos presenta Walter White. Qué es. Cuáles son sus intenciones. Qué es importante para él.

RITMO Rápido. Trepidante. Estamos viendo una serie con acción. Aparece una pistola. Va a haber tiros.

vlcsnap-2014-09-19-09h46m42s105

SEC 2. Walter en su casa. Presentamos su ambiente. Walter en el instituto. Qué hace. Walter en el otro trabajo limpiando coches

PERSONAJE: Nos parece un infeliz. Insomne, se despierta por en mitad de la madrugada para hacer steps. Descubrimos que es un genio de la química nominado a un nobel en los ochenta. No tiene pasta, por eso trabaja limpiando coches.

AMBIENTE: Es su cumpleaños. Su mujer decide sobre lo que come y lo que no. Tiene un hijo con incapacidad motriz severa. En el instituto es un profesor poco carismático. Los alumnos le chulean.

vlcsnap-2014-09-19-09h51m21s0
Este Walter White es un crack

 

vlcsnap-2014-09-19-09h55m30s216
Parece un profe molón pero sus alumnos pasan de él

 

vlcsnap-2014-09-19-09h59m53s23
Además trabaja limpiando coches porque no tiene dinero

SEC 3 La fiesta de cumpleaños. Más ambiente en la vida de Walter White. La postfiesta

PERSONAJE: Es su fiesta de cumpleaños, pero no tiene tampoco carisma entre “los suyos”. Le interesa el dinero (lo demuestra viendo una noticia en la tele con mucho interés) y no le importa que sea dinero ilegal (la noticia es sobre un laboratorio de metaanfetamina que su cuñado, el poli, ha desmantelado).

 

vlcsnap-2014-09-19-10h04m29s232
El cuñado Hank, poli antidroga
vlcsnap-2014-09-19-10h09m04s156
Y una vida sexual de mierda

SEC 4. La mala noticia

ACCIÓN. Le diagnostican cáncer de pulmón.

vlcsnap-2014-09-19-10h18m45s95
La mala noticia

SEC 5. Cambiándolo todo.

PERSONAJE: Walter reacciona. Quiere dejarlo todo. Deja su trabajo.

ACCIÓN: Acompaña a Hank a ver cómo es un laboratorio ilegal de metaanfetamina. Allí se encuentra a Jesse, un exalumno del instituto, que escapa por los pelos de la policía. Le propone hacer negocios juntos, hacer metaanfetamina entre los dos.

vlcsnap-2014-09-19-10h21m34s229
También es un mal chico
vlcsnap-2014-09-19-10h25m51s1
Este es Jesse. Va a ser importante
vlcsnap-2014-09-19-10h32m10s39
Los primeros pasos del equipo

 

SEC 6. La metamorfosis

PERSONAJE: Walter se enfrenta a unos chicos que se han metido con su hijo.

 

vlcsnap-2014-09-19-10h34m12s129

SEC 7. Cocinando con Mr White

ACCIÓN: Walter y Jesse hacen metaanfetamina por primera vez. Es increíblemente pura. El mejor producto que se haya visto. Jesse va a vendérselo a un distribuidor, pero hay problemas: el distribuidor cree que Jesse es un soplón. Lleva al distribuidor y a su primo, su antiguo compañero, a que vean a Walter, en mitad del desierto. Tiros. Walter teme por su vida. Finalmente, gracias a sus conocimientos de química, mata a los dos tipos ahogándolos.

vlcsnap-2014-09-19-10h53m14s232
Problemas
Problema "resuelto"
Problema “resuelto”

SEC. 8 Epílogo

ACCIÓN: Walter vuelve a casa después de hacer  metaanfetamina y de haber matado a dos tipos. Se siente confiado en sí mismo. . Acaba follando con su mujer (eso de la vida sexual de mierda quedaría superado). Y su mujer se sorprende.

PERSONAJE: Walter se siente fuerte. Ha evolucionado. Está dominando la situación (o por lo menos está haciendo cosas por sí mismo, sin que le digan qué debe hacer y qué no), y esto le hace sentir importante, dueño de sí y de sus actos.

vlcsnap-2014-09-19-11h05m23s173
Ven acá

Los viajes del personaje – Grupo 7

Grupo7

Aviso desde la primera línea. Esta entrada está plagadita de espoilers de Grupo 7

Hace poco estuve viendo la película Grupo 7, de Alberto Rodriguez.

Quede por delante que considero que merece la pena. No solo es una película de acción hecha en España (lo cual ya es un logro). Además consigue atrapar, ganar al espectador, mantenerte pegado a la silla. Lo consigue con una edición trepidante y un tema poco tratado en nuestro cine (aquí una noticia en la que se explica cómo se gestó la idea). Pero ni el montaje ni el tema son lo único necesario para mantener el interés del espectador. También están presentes en Grupo 7 otros elementos de historia que sirven para que no nos despistemos como espectadores. Estos elementos pueden o no estar en una película, pero si están, la cosa suele funcionar.

Objetivo

los objetivos son claros (al menos los generales). La meta es acabar con la droga.

Un plazo

Una cuenta atrás siempre consigue centrar nuestra atención, mantenernos alerta. ¿Conseguirá James Bond desactivar la bomba que estallará en 10 minutos? ¿Lograrán los buenos entregar a los forajidos que tienen detenidos antes de que salga el tren de las 3:10? Y en el caso de Grupo 7:  ¿Lograrán los policías acabar con la droga antes de la inauguración de la expo de Sevilla?

Grupo-7puertaProtagonistas claros

Es importante que los haya para que nos podamos identificar con ellos. En este caso son Rafael (Antonio de la Torre) y Ángel (Mario Casas). A través de ellos vamos a vivir esta experiencia, este viaje.

El viaje de los personajes

Como digo, la película tiene todos estos elementos. Pero cuando acabé de ver la película me quedé con una sensación extraña. Un “me ha gustado, pero” y después de darle vueltas a ese “pero” encontré de qué se trataba: el viaje interno de los personajes, su curva, su evolución, no es clara.

tinieblas
Un viaje por las tinieblas

Alberto Rodríguez dice en los extras del dvd que los personajes principales hacen un viaje inverso: uno va de la luz a las tinieblas y otro va de las tinieblas a la luz.

El problema es que ese viaje no queda claro del todo. Veamos los dos casos:

El viaje de Rafael

Grupo201204_1
Nuestro arcangel Rafael

Antonio de la Torre es Rafael. Estamos ante un personaje que lucha ciegamente contra la droga. No le importa si los medios que utiliza no son los correctos. No le importa si tiene que torturar, si tiene que colgar a un camello de una cornisa y amenazarlo de muerte. No le importa si tiene que destrozarle la boca a un traficante a martillazo limpio. La droga es el mal y él va a luchar contra ella. Es su único objetivo.

Pero ¿por qué? Nos da la pista una yonki que le vende unos pendientes: “Eres igualito que tu hermano. Pobrecillo”.

Su hermano murió. Seguro que ha sido por culpa de la droga. Entonces él decide, de alguna manera, vengar a su hermano.

Como digo es su único objetivo. Pero entonces aparece Lucía (Lucía Guerrero) en su vida. Tiene problemas con las drogas. Y él decide protegerla, decide salvarla.

grupo-7-pelicula-3
Lucía. ¿La luz de Rafael?

A partir de aquí se abre un nuevo aspecto de su vida.

Ya no solo va a luchar contra la droga. Ahora también, en teoría, va a luchar por Lucía. Este es el viaje a la luz de este personaje.

Sin embargo Lucía no acaba bien y Rafael pierde su rumbo, pierde su motor.

Su personaje pasa de tener un solo motor en sus acciones a tener otra motivación más. En principio la llegada del amor puede abrir la posibilidad a que este policía violento deje de actuar como un salvaje en su trabajo, pero no es así. Sigue siendo violento, sigue sin replantearse sus métodos.

Así pues, el viaje de las tinieblas a la luz es muy relativo. Es más bien un viaje a través de las tinieblas en las que un personaje no cambia por mucho que en el resto de sus esferas haya otras motivaciones.

El viaje de Ángel

grupo-72-649x330x80xX
Ángel, nuestro otro salvador

Mario Casas es Ángel. Elena es su mujer. Acaban de tener un niño. Llegan desde Madrid a Sevilla donde Ángel va a trabajar como policía en el Grupo 7.

En principio, la situación inicial de Ángel es la de un hombre joven casado con una mujer preciosa y con un niño recién nacido. Es la luz.

En la primera escena está a punto de morir. Un camello le pone un cuchillo en el cuello. Rafael lo salva.

En la segunda escena Ángel es quien decide torturar a un traficante.

Ya está en la sombra. Ya ha cruzado el límite. No vemos una progresión que le lleva a cruzar la frontera de la violencia extrema. Vemos cómo cada vez tiene más peso en el grupo de policías, pero ya está en la sombra antes de que pasemos del primer cuarto de hora de la película.

Foto: Julio Vergne
Ángel en la sombra

Por otra parte, la parte de la luz que se va oscureciendo, su vida familiar cada vez menos cálida, esa progresión… no se muestra.

Por así decirlo, en vez de ser un viaje a la sombra es una caída en la sombra y, como en el caso de Rafael, un viaje a través de ella, pero con un origen diferente y con unas motivaciones poco claras. Porque, ¿qué quiere Ángel? ¿Poder? ¿Reconocimiento? ¿Ser un héroe? ¿Ser importante? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que su familia es menos importante que ese objetivo que se nos escapa.

Oscuridad
Una estancia en las sombras

Otra cosa: estoy seguro de que en el guión original ambos viajes personal estaban completamente definidos y puede que hasta se hayan rodado las escenas de desarrollo de los personajes, pero me da la sensación de que a medida que se ha reescrito el largo (y probablemente/casi seguro en la mesa de edición) se tomó la decisión de hacer más una peli de acción que una peli de personajes.

Los malos no ganan nunca, ¿verdad?

Imagen-horca_TINIMA20120622_0124_18

Uno de los trucos más habituales de un guión es el de simular que el peligro que corre nuestro héroe es insalvable.

Cuando eso sucede nos ponemos de puntillas en el sillón, nos removemos en la butaca71NTqiNRatL._AA1500_ y casi nos tapamos la cara para no ver. Ahora sí, es seguro que nuestro héroe va a palmarla, o que el chico nunca en la vida acabará consiguiendo el amor de la chica, o llegará tarde para impedir la boda y será infeliz para siempre. Vemos cómo los malos van a ganar la partida y cómo nuestro héroe, que ya es casi uno más de la familia, un hermano, alguien a quien queremos y admiramos, va a ser infeliz el resto de sus días, si es que le quedan días.

Por supuesto siempre hay una parte de nosotros que sabe que eso es un truco. Sabemos que los malos no ganan nunca, ¿o no?

En el libro El viaje del escritor, de Christofer Vogler, basado en las etapas del héroe, de Joseph Campbell, se describe la fase llamada “todo está perdido” como una de las etapas del viaje del héroe . De hecho, muchas veces en casa, cuando estamos comentando una película hablamos de si el “todo está perdido” está o no está logrado.

Hay algunos casos en los que de verdad crees que todo va a acabar ahí, que te lo tragas. Te meten un gol por toda la escuadra (a partir de aquí spoilers a porrillo). Por ejemplo: Toy Story 3. En un momento dado todos nuestros amigos están a punto de ser quemados vivos en una especie de fundición. No pueden huir. Van a morir sin remedio y, de pronto, los chicos del gancho los salvan justo cuando van a caer. Justo cuando todo está perdido.

Uno de los tipos del gancho
Uno de los tipos del gancho

Pero ¿qué pasa cuando creemos que no puede ser que maten a nuestro héroe y, de pronto… se lo cargan?

No es que estemos tan tranquilos, pero creemos que sí, que se va a salvar. A fin de cuentas empezamos viendo la historia a través de sus ojos. Es imposible que vaya a morir. Así que afrontamos la escena culminante con una cierta tranquilidad. Y todo parece que va a acabar mal pero una lucecita de esperanza ilumina el segundo siguiente. Nos decimos: seguro que sí, que se salva, que al final alguien desvía el disparo, que alguien rompe la soga de la horca. Seguro. Y entonces, ¡zas!

game-of-thrones-soundtrack-album-artwork-3

Como ejemplo, Juego de Tronos: Primera temporada capítulo nueve. Última escena:

Eddard Stark (nuestro prota) se somete a la gran prueba. Ante una multitud enfurecida, frente al rey (un adolescente insufrible) y a la madre del rey, admite que es un traidor, que intentó hacerse con el trono, que es un conspirador. La confesión es mentira. Es algo que está consensuado para salvar la vida de sus hijas. Le han prometido, además, que lo dejarán en libertad y le mandarán al norte, a servir en la frontera.

El rey escucha sus palabras de arrepentimiento. Dice que tanto su madre como su prometida (que es la hija de Eddard) le han pedido clemencia. Él había pensado que era buena idea, pero… cree que eso es de débiles y pide que lo ejecuten.

images

Has aquí todo normal. En más de una escena nos hemos visto así. La mitad de las películas de aventuras tienen al héroe enfrente de uno de los malos que lo va a matar. Creemos que se acabará librando. Lo arrodillan. El verdugo se pone la capucha. Sus hijas miran atónitas, al borde del derrumbe. El verdugo saca una espada gigantesca. Todavía estamos a tiempo. Todavía alguien puede matar al verdugo o al rey, o a la reina, o a alguien. Puede pasar algo que salve a Eddard. Tiene que pasar algo.

Lo último que escuchamos es el sonido de la espada cayendo. La multitud grita. Sabemos que ha muerto y, esta vez sí, los guionistas nos han metido un gol de los buenos. Nos han hecho creer que siempre puede haber una salida pero nos han cerrado todas las puertas. Y nos hemos quedado esperando a que las abran hasta el último momento, hasta sentir el frío de la espada matándonos de golpe.