Pixar 21. Tienes que identificarte con la situación y los personajes.

madre-muerta_Munch
Madre muerta – Munch

 

Todos somos un poco nuestros personajes. Decía Hemingway que cuando uno escribe tiene que crear seres humanos, no personajes. Y, desde el punto de vista del escritor-guionista uno díría que cuando uno escribe tiene que crearse a sí mismo desde distintos puntos de vista.

pinocchio2shot300
Creando personajes

Soy de los que creen que sólo se puede escribir sobre uno mismo, sobre las historias que uno ha vivido (por dentro o por fuera), sobre sus temores y sobre sus ilusiones. Escribir es como escarbar con un rastrillo sobre la tierra de nuestro jardín interior.

No digo que para escribir León: el profesional haya que convertirse en un asesino a sueldo. Pero estoy seguro de que Luc Besson quiso hacer sentir la soledad, la ausencia, la necesidad de querer y de ser querido (que de eso va León, con muchos tiros de por medio, pero trata de lo mismo que Shame, La Soledad o Her).

leon
nuestro asesino

Siempre hay un sentimiento básico en un personaje y con ese sentimiento es con el que nos identificamos. Con un objetivo, con una búsqueda íntima.

Por eso tenemos que implicarnos con nuestros personajes y las situaciones que les hacemos vivir tienen que despertar sensaciones en nosotros. Tienen que provocarnos temor, alegría, agobio… para hacerlas creíbles. Si no, todo sería cartón piedra. Todo sería como una película de Steven Seagal en lo que lo único importante, al final, es contar el número de brazos rotos y malos exterminados.

rock_garden

¿Si no nos mojamos en las situaciones que creamos, cómo vamos a pedirle a un espectador que se implique con nuestros personajes? ¡Sería una injusticia!

Para eso hay que querer a los personajes, a todos: a los buenos, a los malos, al repartidor de pizza, al que no tiene frase y al que se tira con nosotros todo el metraje. Al quererlos los tratamos con cuidado, como lo que son, criaturas únicas. Y al tratarlos con cuidado los hacemo creíbles (para nosotros y para los demás).

¿Cómo hacerlo? Pues se me ocurre un pequeño listado de ideales:

  • Hacerlos humanos.
  • Hacerlos débiles.
  • Hacerlos vivir situaciones que operen un cambio en ellos.
  • Poner un poco de nosotros, de nuestras debilidades, fortalezas, miedos, mecanismos de defensa… en ellos.
  • Hacerlos emocionarse (no llorar, emocionarse).
  • Hacerlos vivir cosas que a nosotros, como personas, nos muevan de alguna manera (esperanza, desazón, desesperación)

Un ejemplo que me dio un profesor de guión sobre un personaje querido por su autor: Terminator.

termin
A ver dónde encuentro yo una cuchilla para arreglar esto

En un momento de la película, Terminator está herido en un ojo y tiene que operarse él solo en un cuarto de baño sucio. Cuando termina la intervención (todo muy asqueroso aunque no se vea casi nada) se mira en el espejo y se atusa el cabello un poco. Se mira para ver si está guapo… ¡y es un robot!

Esos detalles son los que hacen que nuestros personajes estén vivos, que sean de verdad.

Anuncios

Autor: Jorge Bartolome

Escribo cosas. Me quedé atrapado en las historias, sus giros, sus vueltas, desde que un amigo puso en mis manos un ejemplar de "Elige tu propia aventura". Supongo que desde pequeño no he parado de imaginar. A veces con palabras. A veces sin ellas, buscando sólo imágenes que a su vez cuenten historias. Escribo cosas en coleccióndecerillas.wordpress.com También en unapaginaunminuto.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s