Pixar 19. Casualidades para lo malo = bien. Casualidades para lo bueno = qué tramposo es el guionista

North_by_Northwest_movie_trailer_screenshot_(12)

Esto ya lo sabemos todos. Lo hemos visto en infinidad de películas en uno y en otro sentido.

Si usamos un hecho fortuito para que un ejecutivo imponente, agresivo, profesional, que vive por y para el trabajo y que se relaciona con otros ejecutivos de Nueva York, deje su modo de vida y se convierta, de la noche a la mañana en un prófugo acusado de un asesinato que no ha cometido. Entonces…bien1Este ejemplo está buscado. Os sonará North by Northwest de Hitckcook. Así, con una confusión, con una coincidencia de nombre, con unos malos que se equivocan a la hora de secuestrar a un objetivo, Cary Grant se mete en un lío monumental.

Eso es el bien.

Y no es el único ejemplo.

  • La tarjeta de un club de alterne en la chaqueta de un cura que se reúne con el obispo.
  • Una trampa para elefantes en la que cae un explorador hambriento.
  • Un adolescente que presencia un crimen mafioso porque “pasaba por allí”.
  • Un grupo de amigos que se meten borrachos en un arcón que acaba en las bodegas del Titanic.

Las trampas

Ahora bien, cuando ya tenemos a nuestro protagonista metido en harina, cuando están con el agua al cuello con todo para perder, emplear una solución casual para que todos sus problemas se desvanezcan es una trampa de guión.

¿Qué te vas a que se liberan ellas solas con un truco ninja?

Es lo que se conoce como Deux ex machina (ya sé, lo sabéis todos, pero lo explico). Es un término que significa literalmente Dios en una máquina. Esta figura se usaba en el teatro clásico con cierta frecuencia. Cuando se presentaba en la obra un problema que era dificilísimo de solucionar, cuando los protagonistas estaban a punto de morir, o cuando ciudades estaban al borde de la guerra y no había nadie que pareciera capaz de resolver la situación entonces… llegaba Dios montado en una especie de máquina de poleas y solucionaba el tema. Por ahí hay algunas fotos.

deus-ex-machina

En otras palabras, los protagonistas no hacen nada para salir del problema. El problema se resuelve porque sí, por casualidad. Por ejemplo cuando el arca de la alianza se abre y mata a todos los nazis y, ea, todo resuelto, o cuando un personaje ayudante sale de la nada y rescata al bueno al borde del precipicio, o cuando exterminamos a todos los alienígenas de La guerra de los mundos con un estornudo y descubrimos, por casualidad, que eso va a salvar no solo a su protagonista, sino a tooooda la humanidad.

fermentor-renaming-gone-wrong
Adviértase el dinamismo de la acción del protagonista que hace de todo para resolver el conflicto atado a una estaca

Con eso no quiero decir que los Deux ex machina no se puedan usar. Si estás haciendo una película de humor absurdo, como La vida de Bryan, ¿por qué no va a salvar a su protagonista una nave espacial, por ejemplo? Como siempre, todo es cuestión de momentos y de tonos, pero si evitas que los conflictos se solucionen porque sí, mejor. Los productores lo agradecerán (y los espectadores ya ni te cuento).

Anuncios

Autor: Jorge Bartolome

Escribo cosas. Me quedé atrapado en las historias, sus giros, sus vueltas, desde que un amigo puso en mis manos un ejemplar de "Elige tu propia aventura". Supongo que desde pequeño no he parado de imaginar. A veces con palabras. A veces sin ellas, buscando sólo imágenes que a su vez cuenten historias. Escribo cosas en coleccióndecerillas.wordpress.com También en unapaginaunminuto.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s