PIXAR 5. Simplifica. Céntrate. Sentirás que pierdes cosas valiosas, pero te hará libre

Simple-Logo

Pues eso.

Es más sencillo contar una historia sobre un personaje que una historia con cinco personajes y que cada uno tenga su arco de evolución, su antagonista y su desarrollo.

Para contar una buena historia, una historia que enganche, necesitamos que esa historia sea directa y clara. Y para que la historia sea clara lo mejor es que se trate de una historia con un protagonista muy definido que tiene un objetivo muy claro, principal y que tiene que conseguirlo pasando por encima de un montón de cosas (fuerzas y otros personajes que se oponen).

tedmosby

Volvemos a lo de siempre: Ted Mosby quiere casarse y tener hijos. A su alrededor están Barney, que quiere tirarse a un montón de tías buenas, Lily y Marshall que quieren ser felices juntos formando una familia y Robin, que pretende desarrollar una exitosa carrera profesional y no comprometerse.

Lo que quiere Indiana Jones es conseguir el Arca perdida antes que los Nazis, que son unos cabrones, consigan el poder absoluto gracias a ella. Una línea. Y ya está. Tenemos un protagonista, un antagonista, un objetivo y un motor. No se puede ser más concreto. Si la historia tiene estos parámetros claros tendremos mucho ganado. Si no, tendremos un problema.

3_El_Arca_Perdida
Que te crees tú que te va a funcionar el truquito

Lo mismo sucede cuando una historia tiene un montón de secundarios y de tramas. Si vamos saltando de una a otra nos perdemos, nos cuesta retomar la que hemos dejado hace demasiado tiempo. Tenemos que ser concretos. Si no, primero vamos a la línea principal. Luego a la B. Luego a la C. Luego a la D. Luego volvemos a la línea principal y nos parece que tiene el mismo peso que B, C o D.

oceans11
Buscando a George Clooney

Lo que quiere Danny Ocean, por poner otro ejemplo, es robar un complejo de casinos. Tiene la ayuda de once tíos, pero son herramientas. Cada uno tiene su momento de gloria, pero no una trama entera.

Si tu historia tiene tres secundarios, uno neurótico, otro temerario y otro enamoradizo, mézclalos. No tienes tiempo para tanto. Haz un secundario que sea neurótico y enamoradizo, o temerario y neurótico a la vez, o haz que sea otra cosa distinta que te ayude a hacer avanzar. Lo que tienes que conseguir es que la historia se mueva hacia delante como un tren expreso, como una flecha, inexorable, no como un mastodonte con demasiados datos.

daily_picdump_408_640_15

Anuncios

Autor: Jorge Bartolome

Escribo cosas. Me quedé atrapado en las historias, sus giros, sus vueltas, desde que un amigo puso en mis manos un ejemplar de "Elige tu propia aventura". Supongo que desde pequeño no he parado de imaginar. A veces con palabras. A veces sin ellas, buscando sólo imágenes que a su vez cuenten historias. Escribo cosas en coleccióndecerillas.wordpress.com También en unapaginaunminuto.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s